Airbus Helicopters emite una advertencia de seguridad que deja en tierra la flota de helicópteros de ataque Tigre de la Bundeswehr

12-08-2019

La Bundeswehr ha inmovilizado su flota de helicópteros de ataque Tigre tras una advertencia de seguridad emitida por Airbus Helicopters, suspendiendo las operaciones de vuelo y entrenamiento del helicóptero.

Bundeswehr tigre

El fabricante, Airbus Helicopters, advirtió que un perno de titanio del Control del Rotor Principal podría mostrar una debilidad inusual y romperse durante los vuelos. Este tipo de fallo podría provocar un accidente. Por lo tanto, la Bundeswehr ha decidido inmovilizar la flota e inspeccionar cada aeronave.

El mismo problema fue identificado en los helicópteros alemanes NH90 y EC135, pero el material no se utiliza en áreas críticas, lo que significa que continuarán operando por ahora.

La Bundeswehr ha estado sufriendo por la falta de disponibilidad de sus aviones, y el Tigre no es una excepción. En su último “Informe sobre la situación material de los principales sistemas de armamento del Bundeswehr”, el Ministerio de Defensa reveló que, en promedio, sólo 11,6 de sus 53 helicópteros Tigre estaban operativos en 2018.

El 16 de julio de 2017, un helicóptero de ataque Tigre alemán se estrelló cerca de Gao mientras participaba en la Misión Integrada Multidimensional de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA). La investigación del Bundeswehr publicada a finales de 2018 concluyó que el accidente se debió a un error cometido por tres técnicos de Airbus Helicopters durante una operación de mantenimiento en el rotor principal. El fabricante estuvo de acuerdo con las conclusiones de la investigación y dijo que se habían aplicado medidas cautelares para evitar que se repitiera la situación.

Alemania no es el único país que critica la aeronave. En julio de 2019, el Capability Acquisition and Sustainment Group (CASG) del Ministerio de Defensa australiano lanzó una solicitud de información (RFI) para adquirir un total de 29 helicópteros de ataque para sustituir a sus 22 Tigres. En un golpe al helicóptero de Airbus, la RFI pidió que el reemplazo fuera “probado y maduro, listo para usar”. Varias instituciones australianas habían criticado el aparato en el pasado por su baja disponibilidad y su elevado coste de mantenimiento.