Base Aérea de Morón, vanguardia en la instrucción de pilotos de Eurofighter

Por: Luis Martín-Crespo

El único centro de instrucción para pilotos de Eurofighter de España se encuentra en la Base Aérea de Morón de la Frontera (Sevilla). Por él pasan todos los pilotos del Ejército del Aire que vuelan este avión de combate y donde, con sus simuladores de última generación, consiguen sus calificaciones de vuelo o mejoran sus capacidades una vez activos en los escuadrones de caza. Por el centro ya han pasado para su formación 200 pilotos. Y no sólo españoles, también de nacionalidades tan diversas como Arabia Saudita, Italia y Alemania, lo que demuestra que se encuentra a la vanguardia en Europa en el entrenamiento con el caza europeo.

Centro de Instrucción. Foto: Ejército del Aire
Centro de Instrucción. Foto: Ejército del Aire

Unidad de conversión (OCU)

En Morón se encuentra basada la Unidad de Conversión del Eurofighter del Ejército del Aire, lo que significa que todo piloto cuando va a volar el Eurofighter en cualquier escuadrón y Ala del EA, tiene que pasar primero, por la unidad de conversión para adquirir la capacitación para poder volar el avión en los escuadrones donde sea destinado.

La conversión consta de dos planes de instrucción. Cada uno de esos planes tiene una parte teórica y una parte práctica. La parte teórica está basada en conferencias, manuales de vuelo, etc., es lo que se denomina “ground school” que es lo que se hace en el Centro de Instrucción.

Este plan de instrucción, tiene de manera separada, una parte práctica con los simuladores y el vuelo real. El reparto de misiones simuladas y reales, está en torno al 50% y esto es lo que constituye la unidad de conversión.

La instrucción se realiza bajo la supervisión del Escuadrón 113, que ahora mismo está al cargo del Comandante Caseco y que además es el Jefe del 113 y Jefe del Centro de Entrenamiento e igualmente, participa en reuniones semanales de coordinación y de seguimiento del entrenamiento de los pilotos en formación.

A lo largo del año, el centro se ocupa de 2 tandas de pilotos de hasta 8 pilotos cada una.

El centro quiere que la colaboración entre el 113 y el propio centro de entrenamiento sea cada vez más estrecha, por ello en poco tiempo habrá conexión directa los sistemas de los escuadrones al centro de instrucción.

Todos los pilotos del escuadrón operativo 111 que tienen el Plan 3 de instrucción para mantener o adquirir más capacidad como pilotos, en el que tienen una parte de vuelo y otra de simulación, también lo realizan en el centro.

Los cursos

Los cursos cubren desde que un piloto llega “de cero” hasta que se incorpora al escuadrón 113 en calificación “LCR y Wingman” están pensados para que duren alrededor de 6 a 7 meses, con la finalidad de sacar 2 cursos al año.

Al respecto de la proveniencia de un piloto de otra plataforma, el curso se adecúa a la experiencia previa del piloto. No es lo mismo que un piloto cambie de plataforma F-18 a Eurofighter a que provenga de la academia, en cuyo caso el curso es mucho más largo al no tener experiencia previa.

Foto: Ejército del Aire

Simuladores

De los tres simuladores en servicio, uno de ellos es un “Cockpit Training (CT)”, en el que la esfera de trabajo es de solo 1/4 de tamaño, unos 180º de visual, y además hay otros dos simuladores “Full Mission” (FMS) que tienen la característica de que la visualización es sobre media esfera, 360º de visual, lo que permite cualquier tipo de entrenamiento.

Los tres simuladores están conectados en red, lo que permite que puedan estar entrenando simultáneamente la misma misión los 3 a la vez. Igualmente, están preparados para que el piloto pueda llevar su equipo personal de vuelo, anti-g y su casco que le permite controlar parte de los displays del avión (HUD) en la visera del casco.

La media actual de horas de vuelo en el simulador, se sitúa en torno a las 2.000 anuales, y se ha cumplido el hito de las 20.000 horas el pasado mes de junio.

Instructores

Los instructores que trabajan actualmente en el centro, son cinco pilotos (3 de Airbus y 2 de Indra) que ya han pasado por el 113 Escuadrón, y que aportan su experiencia como instructor. Con esa experiencia se han hecho cargo del entrenamiento en tierra de los pilotos que llegan al centro. A todos los pilotos que llegan nuevos, las clases teóricas y los simuladores correspondientes a la fase de la formación, se da en el propio Centro.

Todos los instructores del Centro son militares en excedencia, y han tenido la certificación “CR-3/Instructor” en el Escuadrón 113, y todos ellos tienen más de 1.000 horas en el avión. Para mantener el nivel de instrucción únicamente realizan horas de simulador ya que no tienen ninguna programación en vuelo, pero si se hacen vuelos conjuntos en el simulador con los pilotos alumnos, de manera que sirven como propio entrenamiento al instructor al hacer de líder del elemento (2 aviones).

Además de como instructores aportan su experiencia en la realización de los escenarios para que el comportamiento de las entidades que participan en el escenario sea lo más realista posible. (movimiento de los misiles, rebufo, etc.)

Foto: Ejército del Aire.

Misiones de instrucción

Las misiones de instrucción se realizan habitualmente con dos simuladores, y las de Plan 3 con los tres simuladores a la vez. Un piloto alumno demanda hasta tres instructores por cada misión, por lo que el “coste” es bastante grande en la formación del piloto, ya que el entrenamiento es muy personalizado para cada uno de los alumnos.

Al final lo que centro trata es de sacar el máximo rendimiento y conocimiento al piloto en instrucción en cada una de las sesiones del simulador y que pase al Escuadrón con la mejor preparación posible.

Foto: Ejército del Aire

Otras tareas del centro

En el Centro, además de la simulación en sí misma, se realizan varias tareas más, de las que destacan:

· Escenarios. Al cargo de esta tarea se encuentran dos ingenieros. Las simulaciones se desarrollan en unos escenarios creados por el personal del centro de manera local, algo destacable puesto que No se subcontrata como en otros países. El Escenario se crea a requerimiento del cliente de manera personalizada y adaptada a sus necesidades. Se suele tardar entre un mes, y mes y medio en desarrollar el escenario en función del tamaño y la complejidad de la simulación que se pretenda realizar. Una vez completado se introduce en el sistema informático del simulador para su uso. Los escenarios, además, están previstos de una Inteligencia Artificial “ad-hoc” basada en una programación de maniobras por la que el simulador se va a comportar de determinadas maneras en base a las maniobras previstas que el piloto alumno va a realizar en el mismo.

· Mantenimiento de los simuladores.  Cuatro ingenieros se encargan de reparar los ordenadores y los visuales de los simuladores, además de las actualizaciones de los mismos que van siguiendo las características que el cliente va incorporando al avión, de manera que sean gemelos en todo momento.

· Soporte al edificio. Enfriamiento y energía eléctrica a los simuladores. Los simuladores tienen que estar entre 16 y 22 grados de temperatura constante, y hay una persona encargada del mantenimiento (Ferrovial) y resolución inmediata de problemas para no interrumpir en ningún momento la simulación.

Breve historia

El Centro de instrucción se inauguró en el 2004, el mismo año en que llegan los primeros aviones procedentes de la fábrica de Airbus en Getafe, pero hasta el 2006 el primer simulador no obtiene la calificación de “ready for training”. Desde entonces hasta la fecha, el Centro ha crecido hasta llegar a la configuración actual de 3 simuladores.

Acerca de Luis Martín-Crespo

Luis Martín-Crespo
Luis Martín-Crespo es piloto, ingeniero técnico informático de sistemas avanzados y emprendedor.
Es el Fundador y CEO del Grupo Hispaviación 2.0 y dirige las revistas Hispaviación 2.0 y Air Crew Lifestyle.
Piloto de drones avanzados, es especialista en operaciones SAR con equipos RPAS y es responsable de una parte de Ritrac International.

Es un apasionado de la aviación en todos sus aspectos, así como de la astronáutica, siendo ponente en conferencias versadas en la temática,
Ha escrito varios artículos en Hispaviación 2.0, y para MACH-82.
Además es un gran fotógrafo y ha ganado en más de una ocasión premios de la revista del Ejército del Aire "Aeronautica y Astronáutica".