Boeing paraliza las producciones de los KC-46 y P-8

24-03-2020

Boeing planea comenzar a reducir la actividad de producción y proyecta que la suspensión de tales operaciones comience por las instalaciones de Everett y Renton donde ambos aviones son producidos.

Boeing KC-46 everett
Un avión de reabastecimiento aéreo Boeing KC-46 estacionado sin motores montados en las alas en Paine Field en Everett. Foto: Boeing

Un portavoz de Boeing ha dicho «Planeamos suspender temporalmente todas las operaciones de producción, incluyendo las relacionadas con la P-8 y la KC-46A, en la región de Puget Sound. Estamos activamente comprometidos con nuestros clientes de defensa para minimizar cualquier impacto en sus misiones. Ciertos trabajos no relacionados con la producción de todos los programas de aeronaves comerciales derivadas, incluyendo las mejoras del sistema de visión remota del KC-46, seguirán siendo realizados por empleados que trabajan a distancia».

La empresa insta a los empleados a teletrabajar si pueden, pero el trabajo en proyectos clasificados no es posible por motivos de confidencialidad y seguridad.

Las instalaciones de Boeing en Puget Sound son más conocidas por la producción de aviones comerciales, pero los aviones comerciales-derivados que fabrica para el ejército, como el KC-46 y el P-8, están construidos en las mismas factorías. Cualquier pausa en la producción comercial podría hacer que Boeing se retrasara en la entrega de aviones a la Fuerza Aérea y a la Marina.

El director general de Boeing, Dave Calhoun, caracterizó el cierre temporal de la planta como un «paso necesario» para proteger a los empleados tras el estado de emergencia decretado en el estado de Washington por el gobierno.

Calhoun también añadió «Seguimos trabajando estrechamente con los funcionarios de salud pública, y estamos en contacto con nuestros clientes, proveedores y otras partes interesadas que se ven afectadas por esta suspensión temporal. Lamentamos la dificultad que esto les causará, así como a nuestros empleados, pero es vital para mantener la salud y la seguridad de todos aquellos que apoyan nuestros productos y servicios, y para ayudar en el esfuerzo nacional para combatir la propagación de COVID-19».

La compañía también continuará atenta a la guía del gobierno de Estados Unidos sobre COVID-19 y llevará a cabo una limpieza profunda de los lugares impactados durante esta pausa de producción de dos semanas.