Bombardier vende su programa de aviones CRJ a Mitsubishi

26-06-2019

Bombardier ha acordado vender su programa de reactores regionales a Mitsubishi Heavy Industries por 550 millones de dólares.

Bombadier - CRJ Series

La compañía japonesa también adquirirá alrededor de US$200 millones en deuda como parte del acuerdo.

Cuando se complete el acuerdo, Mitsubishi adquirirá las actividades de mantenimiento, soporte, marketing y ventas de los aviones de la serie CRJ.

Esto incluye los servicios relacionados y la red de apoyo ubicados en Montreal, Québec, y Toronto, Ontario, así como los centros de servicio ubicados en Bridgeport, West Virginia, y Tucson, Arizona.

El acuerdo marca el final de una era para Bombardier, que se retirará del mercado de los reactores comerciales.

La empresa canadiense vendió su participación en el programa de la Serie C a Airbus el año pasado como parte de un plan de recuperación de cinco años.

Mitsubishi dijo que la adquisición era complementaria a su actual negocio de aviones comerciales, en particular el desarrollo de la familia de aviones comerciales SpaceJet.

Seiji Izumisawa, director general de Mitsubishi Heavy Industries, explicó: “Tal y como señalamos durante el reciente Salón Aeronáutico de París, estamos trabajando arduamente para asegurarnos de que proporcionamos un nuevo potencial de beneficios a las aerolíneas y establecemos un nuevo estándar para la experiencia de los pasajeros. Esta transacción representa uno de los pasos más importantes en nuestro viaje estratégico para construir una fuerte capacidad de aviación global. Aumenta estos esfuerzos al asegurar un conjunto de funciones relacionadas con la aviación de clase mundial y complementarias, incluyendo mantenimiento, reparación y revisión, ingeniería y soporte al cliente”.

Después añadió “En combinación con nuestra infraestructura y recursos existentes en Japón, Canadá y otros lugares, estamos seguros de que esto representa una estrategia eficaz que contribuirá al éxito futuro de la familia Mitsubishi SpaceJet. MHI tiene una historia de décadas en Canadá, y espero que esta transacción resulte en la expansión de nuestra presencia en el país, y represente un paso significativo en nuestra estrategia de crecimiento”.

La planta de producción de CRJ en Mirabel, Québec, permanecerá con Bombardier.

Alain Bellemare, director ejecutivo de Bombardier, ha dicho “Nos complace anunciar este acuerdo, que representa la finalización de la transformación aeroespacial de Bombardier. Estamos seguros de que la adquisición del programa por parte de MHI es la mejor solución para los clientes, empleados y accionistas de las aerolíneas. Nos comprometemos a asegurar una transición ordenada y sin contratiempos. Con nuestra transformación aeroespacial ahora detrás de nosotros, tenemos un camino claro hacia delante y una visión poderosa para el futuro. Nuestro enfoque se centra en dos pilares de fuerte crecimiento: Bombardier Transportation, nuestro negocio ferroviario global, y Bombardier Aviation, una franquicia de aviones de negocios de clase mundial con productos que definen el mercado y una experiencia sin igual para el cliente”.

Bombardier seguirá suministrando componentes y piezas de repuesto y reunirá la actual cartera de pedidos de CRJ en nombre de MHI.

Se espera que la producción de CRJ concluya en el segundo semestre de 2020, tras la entrega de la actual cartera de aviones.

Bombardier también retendrá ciertos pasivos que representan una parte de las garantías de crédito y valor residual por un total aproximado de US$400 millones.

Este importe es fijo y no está sujeto a cambios futuros en el valor de la aeronave, y deberá ser abonado por Bombardier en los próximos cuatro años.

Actualmente se espera que la transacción se cierre durante el primer semestre de 2020 y sigue estando sujeta a las aprobaciones regulatorias y a las condiciones de cierre habituales.