Cathay Pacific se consolida como aerolínea sostenible al potenciar su estrategia contra el cambio climático

04-08-2017,

La aerolínea asiática publica su informe de sostenibilidad de 2016. Su año más sostenible como consecuencia de su firme política medioambiental que ha potenciado combatir el cambio climático a través de su programa FLY Greener y su proyecto “Accelerating Change”. Entre los logros conseguidos está el operar el vuelo más largo hasta ahora registrado con Biofuel.

cambio climatico

La introducción de equipamiento de cabina más ligero, lavados periódicos del núcleo del motor o técnicas y sistemas de vuelo que reducen el uso de combustible, son medidas en los procedimientos estándares de la aerolínea y gracias a ello, Cathay Pacific incrementó en 2016 su eficiencia en el uso de combustible un 24,9% en el tráfico transportado y un 16,8% en capacidad desde 1998, lo cual supone una gran mejora en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Cathay Pacific ha sido uno de los principales impulsores de la regulación de emisiones de aviación por parte de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) de las Naciones Unidas, realizando el primer vuelo más largo del mundo alimentado con biocombustible, a bordo de un Airbus A350-900 que ha marcado un hito en su política medioambiental y ha sentado precedentes en el sector.

Jeff Ovens, responsable de adquisición de biocombustible de la compañía, ha comentado “La combinación de aviones modernos de bajo consumo y el uso de biocombustibles darán lugar a algunas de las emisiones netas de CO2 más bajas de los aviones comerciales en servicio hoy en día”.

En este sentido, se adquirieron 10 nuevos Airbus A350-900XWB, aviones un 25% más eficientes en el uso de combustible que jubilaron a tres Airbus A340-300s y a tres Boeing 747-440s, modelos más antiguos y con menor rendimiento.

En octubre de 2016 su esfuerzo se tradujo en el primer acuerdo climático de la historia entre la industria aeronáutica mundial para establecer el primer esquema obligatorio de compensación de carbono del mundo en la 39 asamblea de la OACI.

Rupert Hogg, director Ejecutivo de Cathay Pacific dijo  “En este mundo cambiante, necesitamos ser ágiles e innovadores. Estamos preparados para hacer frente a los retos que nos esperan, pero también estamos seguros de que podemos conducir a nuestra industria a esta nueva era”,  y destacó que los hitos de sostenibilidad alcanzados en 2016 permitirán acelerar el desempeño de la aerolínea en este campo en los próximos años, consolidándola como una de los grandes impulsores del cambio en el sector aéreo.

En 2016 la aerolínea también dio relevancia a la biodiversidad suscribiéndose al United for Wildlife Transport Taskforce, la declaración del Palacio de Buckingham para poner fin al tráfico de vida silvestre. Desde entonces, todos los productos de marfil y las aletas de tiburón son embargados en todos sus vuelos.

Además, a lo largo del 2016 aumentaron el reciclaje de residuos. Algunos ejemplos son los 22.066 kilogramos de latas de aluminio, 10.799 kg de vasos de plástico, 20.242 kg de botellas de plástico y 517.048 kg de botellas de vino reciclados a bordo de los aviones de Cathay Pacific.

Otra medida a favor de la sostenibilidad dentro del programa FLY Greener es la donación del excedente alimentario a bordo. Cathay Pacific donó un total de 234 toneladas a bancos de alimentos. Conscientes de que con las más de 110.000 comidas diarias servidas en sus aviones los residuos son inevitables, se decidió utilizar las sobras para alimentación animal y reprocesar el aceite de cocina usado para convertirlo en biodiesel.