Cazas de la RAF escoltan un vuelo de Ryanair por una nota de amenaza de bomba a bordo

14-07-2020

Los pasajeros del vuelo FR1902 de Ryanair tuvieron un buen susto cuando los pilotos declararon una emergencia al ser encontrada una nota en uno de los lavabos del avión, en la que se afirmaba que había explosivos en el avión.

vuelo con amenaza de bomba

El vuelo FR1902 de Ryanair despegó del Aeropuerto Internacional Juan Pablo II de Cracovia (KRK), Polonia. El avión Boeing 737, registrado como SP-RSQ, se dirigía al aeropuerto de Dublín (DUB), Irlanda, cuando al volar sobre Norfolk, se produjo el incidente.

El vuelo FR1902 se desvió al Aeropuerto Stansted de Londres (STN), donde el avión fue escoltado por dos cazas Eurofighter de la Real Fuerza Aérea. Tras un aterrizaje satisfactorio, el avión fue trasladado a un puesto remoto, lejos del área de la terminal, y fue registrado por la policía local.

Policías armados, ambulancias y otros servicios de emergencia se personaron en el lugar de los hechos, lo que no es sorprendente dada la naturaleza de la amenaza.

Durante el aterrizaje y el posterior aislamiento del avión, los cazas de la RAF permanecieron en la vertical del aeropuerto realizando tareas de vigilancia y supervisión.

Los dos Eurofighters en cuestión despegaron en alarma de la base de la RAF de Coningsby, Lincolnshire, y, según se informa, ya han regresado a su base.

La policía dijo que registró el avión pero no encontró nada sospechoso. No obstante, detuvo a dos hombres de 26 y 47 años por hacer amenazas de poner en peligro un avión.

El avión y los pasajeros fueron inspeccionados por la policia de manera minuciosa, y se embarcará a los pasajeros con destino Dublín cuando las autoridades lo decidan.

No es la primera vez que Ryanair se enfrenta a este tipo de hechos delictivos. En octubre de 2017, otro avión de la aerolínea que volaba de Kaunas (Lituania) a Luton (Reino Unido) también recibió a varios aviones Eurofighter de la RAF tras otra amenaza de bomba. En ese momento, el avión también se desvió y aterrizó en el aeropuerto de Stansted.