China hace públicas imágenes del lado oscuro de la Luna

22-01-2020

Las fotos recién publicadas cubren casi un año de exploración pionera en el lado oscuro de la Luna, donde ninguna misión anterior ha aterrizado.

lado oscuro de la Luna.
Imagen tomada por la misión Chang´e en el lado oscuro de la Luna. Foto: CNSA

Gracias a los robots lunares chinos Chang’e-4 y Yutu-2, ya es posible observar el lado oscuro de la Luna, ya que China ha hecho publicas un gran lote de imágenes que incluyen imágenes de alta resolución de la Luna de la cámara de terreno del módulo de aterrizaje Chang’e-4 y la cámara panorámica del rover Yutu-2.

El Chang’e-4 acaba de cumplir el primer aniversario de su histórico aterrizaje en el cráter Von Kármán, dentro de la gigantesca cuenca del Polo Sur-Aitke

El Programa de Exploración Lunar de China puso los datos a disposición en línea en un sitio web dedicado a las misiones lunares del país.

Luna
Foto: CNSA/CLEP/Doug Ellison

Las imágenes incluyen vistas de cerca de los cráteres y el regolito, o suelo lunar, en el Cráter Von Kármán, así como varias tomas del módulo de aterrizaje y el rover, el horizonte distante y las huellas de la Yutu-2.

Philip Stooke, un cartógrafo del Centro para Ciencia y Exploración Planetaria en la Universidad Occidental en Ontario, ha usado los nuevos datos para refinar los mapas que trazan la ruta itinerante de Yutu-2. Durante sus primeros 13 días lunares, Yutu-2 condujo 357 metros.

El módulo de aterrizaje Chang’e-4 y el rover Yutu-2 han completado 13 días lunares en la Luna. El dúo, que funciona con energía solar, se despierta entre 24 y 48 horas después del amanecer en el lugar de aterrizaje de la misión y se apaga unas 24 horas antes de la puesta del sol. Los días lunares abrasadores y las noches brutalmente frías duran cada una alrededor de 14 días terrestres.

Yutu-2 comenzó su 14º día lunar el 18 de enero, y el módulo de aterrizaje lo hizo el 19 de enero, según el Programa de Exploración Lunar de China. Tanto el rover como el módulo de aterrizaje han excedido sus vidas de diseño de tres meses y un año y continúan operando con todas las cargas científicas en condiciones saludables, según la Administración Nacional del Espacio de China.

Debido a que el lado lejano de la luna nunca está de cara a la Tierra, los datos de la nave espacial se transmiten por medio del satélite de comunicaciones Queqiao, que está posicionado alrededor de un punto gravitacionalmente estable más allá de la luna. Con la nave espacial en la superficie lunar funcionando bien, Queqiao ha iniciado recientemente un experimento pionero de radioastronomía de baja frecuencia.

A continuación, en su campaña lunar, China se prepara para lanzar su misión de devolución de muestras Chang’e-5 a finales de este año. El Chang’e-5 se lanzará en el enorme cohete Long March 5 y será la primera misión para recuperar muestras de la luna desde la misión Luna 24 de la Unión Soviética en 1976.