Conflictos y retos en el transporte aéreo

18-09-2017

Por:  Juan Carlos Lozano Pacios

Hace unos meses se presentó el documento Los Retos del Transporte Aéreo en España[1], elaborado por Manuel Bautista, José Bolorinos, Juan Manuel Bujía y Víctor F. Gómez, todos ellos personas con gran experiencia en el mundo del transporte aéreo.

El informe es un análisis bastante acertado de la situación actual que debería ser tenido en cuenta por quienes diseñan las estrategias del transporte aéreo en España.

Resulta especialmente relevante una de las consideraciones básicas del informe: la importancia estratégica del transporte aéreo en nuestro país y la necesidad de fortalecer las conexiones aéreas mediante el uso eficiente de hubs.

Transporte Aéreo

Los autores invitan al gobierno español a “actuar en defensa de los intereses nacionales tal y como han hecho los gobiernos de muchos países europeos cuando han visto amenazados sus principales aeropuertos o compañías aéreas“.

No obstante, en el documento se realizan una serie de afirmaciones que deben ser aclaradas.

Desde el año 2009 hasta el año 2014 fui Director de Relaciones Institucionales del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA). Como alguno recordará esas fechas coincidieron con la creación del holding IAG (International Airlines Group) como propietario de British Airways e Iberia[2].

Por ello fui testigo privilegiado de uno los conflictos más importantes que ha vivido en sector aéreo en nuestro país y que aparece mencionado en distintas ocasiones en el informe.

Creo que es conveniente aclarar algunas afirmaciones contenidas en el informe “Retos del Transporte Aéreo en España” acerca de este conflicto.

En el informe se afirma lo siguiente:

“En Madrid, en cambio, el intento de Iberia de lanzar Iberia Express para cubrir este segmento provocó un conflicto laboral con sus pilotos que desembocó en una de las peores crisis de la historia de Iberia, que al final se saldó con un acuerdo que limita la capacidad de crecimiento de Iberia Express, que sí tenía una estructura de costes competitiva.” (p. 39)

“El conflicto laboral que se produjo con los pilotos, por el lanzamiento de Iberia Express como operador de bajo coste en Madrid, bloqueó al final el crecimiento de esta última e hizo inevitable el recorte de vuelos.” (p.40)

Reducir el conflicto de Iberia con sus pilotos a una mera cuestión de costes es simplificar demasiado las cosas. En numerosas ocasiones SEPLA explicó que apoyaba la creación del holding IAG con el objetivo de que se diera el impulso necesario al Aeropuerto de de Madrid-Barajas como centro de distribución de pasajeros a escala internacional, compitiendo con otros hub europeos.

Cabe destacar que el conflicto que se produjo en Iberia entre 2011 y 2014 no fue exclusivamente con sus pilotos sino con la mayor parte de los trabajadores de la empresa. Este conflicto no se debió a una cuestión de costes sino al desmembramiento de una compañía que, tras la fusión con British Airways, estaba siendo infravalorada en vez de ser potenciada y posicionada entre los actores esenciales en el sector del transporte aéreo de nuestro país.

Resulta especialmente esclarecedor un artículo publicado en El País el 12 de Diciembre de 2010[3] por el entonces Jefe de la Sección Sindical de SEPLA en Iberia, Justo Peral. En él Peral afirmaba lo siguiente:

“En un acto de responsabilidad, derivado de nuestra apuesta por fortalecer y hacer sostenible el crecimiento de la empresa, los pilotos de Iberia hemos propuesto un modelo de alimentación de nuestro principal centro de distribución de tráfico internacional, Madrid-Barajas, por el que también han apostado el resto de los colectivos de la compañía. Esto supone una revolución en el sector y proporciona a la empresa una herramienta que ninguna de las grandes, Lufthansa, Air France, American Airlines…, ha logrado: una fórmula que permite crecer con producción propia y competir con los nuevos actores low cost.

651902_1

Esta fórmula conseguirá que Iberia no tenga que abandonar más rutas domésticas y europeas por falta de rentabilidad y le permitirá abrir nuevas rutas y destinos europeos que aporten nuevos clientes que, desde Madrid, vuelen con nosotros a nuestros destinos intercontinentales.”

Es importante recalcar que este artículo se publicó antes del conflicto de Iberia con sus pilotos.

Seis años después, los autores del informe “Retos del Transporte Aéreo en España” apuestan firmemente por la misma idea: reforzamiento del hub de Barajas mediante el acuerdo de administración, aeropuerto, compañías aéreas y sindicatos para posicionarlo entre los centros de distribución de pasajeros más importantes del mundo.

La apuesta por un centro de distribución de pasajeros fuerte y relevante va más allá de una cuestión de costes. Es, como afirman los autores del informe, una cuestión de estado: “Es mucho lo que está en juego y el gobierno español no debe dudar en actuar en defensa de los intereses nacionales tal y como han hecho los gobiernos de muchos países europeos cuando han visto amenazados sus principales aeropuertos o compañías aéreas.”

El tiempo ha dado la razón a los pilotos de Iberia en su reclamación. Nunca fue una cuestión exclusivamente de salarios o condiciones laborales. El conflicto se produjo por la diferente visión que las partes tenían del futuro de Iberia: por un lado, la visión de la antigua dirección de Iberia, reduciendo el tamaño e importancia de Iberia para dejar que otras empresas extranjeras se establecieran en Madrid-Barajas; y por otro, la visión de los pilotos que apostaban, con un interés legitimo, por el fortalecimiento de una compañía y un aeropuerto españoles y por (como se menciona en el informe) “poner a Madrid en el mapa”.

Fue de hecho SEPLA el que, cuando se negoció la fusión con BA y la posterior creación del holding IAG, exigió se cumpliesen dos salvaguardias esenciales: que se diera preferencia a Barajas para crecer por tener más disponibilidad que Londres-Heathrow (la ampliación del aeropuerto inglés estaba paralizada) y que no se utilizaran los activos de Iberia para resolver el problema de los fondos de pensiones de BA.

LHR-1

Adicionalmente la solución al conflicto en Iberia pasó por un acuerdo basado en lo que desde un principio proponía SEPLA, y que suponía grandes sacrificios para los trabajadores de IB. Así el equipo que lidera Luis Gallego ha conseguido transformar Iberia en la compañía más puntual del mundo y en una de las más eficientes del mundo en lo que a compañías aéreas de red se refiere.

Espero que esta pequeña explicación ayude a entender mejor el conflicto que SEPLA mantuvo con Iberia y que todo el mundo (incluidos los autores del informe) comprenda que los pilotos españoles nos movemos por miras que van mucho más allá de nuestro salario.

Son demasiados los pilotos españoles que, forzados por las circunstancias, se han visto obligados a trabajar fuera de nuestro país por la debilidad de nuestras compañías aéreas. También son muchos los que trabajan en condiciones lamentables con la excusa de que este es un país “low cost”.

Los pilotos españoles queremos una industria del transporte aéreo nacional fuerte y sostenible. Que apueste por generar valor aquí y por aprovechar las oportunidades de negocio que nos brinda un sector en crecimiento.

Y para ello es necesario que el gobierno entienda que es un camino que debemos recorrer todos juntos.

Con pasión y con visión.

Biografía:

[1] http://fundacionareces.es/fundacionareces/portal.do?IDM=184&NM=2&TR=C&IDR=1885

[2] Posteriormente se incorporaron al holding Vueling y Air Lingus

[3] https://elpais.com/diario/2010/12/12/negocio/1292162613_850215.html

Acerca de Juan Carlos Lozano Pacios

Juan Carlos Lozano Pacios
Juan Carlos es Piloto de Líneas Aéreas en activo así como investigador de accidentes aéreos acreditado por IFALPA (International Federation of AirlinePilots’ Associations). Es miembro del Panel de expertos en Gestión de la Seguridad Operacional de la OACI (SMP) y ha sido miembro del Comité Asesor del Director Ejecutivo de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA). En la actualidad, colabora con AloftAviationConsulting como Experto en Operaciones Aéreas y SMS.