De Bailleul (Qatar Airways): “Volar el A380 ya no está justificado, no es razonable operarlo medio vacío”

Por Mikel Alcázar, 18-12-2020

Después de hacer balance sobre un 2020 “difícil pero exitoso”, Thierry de Bailleul, vicepresidente de Ventas para Europa de Qatar Airways, esboza sus ideas sobre la aviación de la pospandemia. En la segunda parte de esta extensa entrevista (no olvide leer la primera entrega), el ejecutivo francés analiza para Hispaviación algunos aspectos cuya relevancia seguirá creciendo en los próximos meses, como el transporte de mercancías, clave para la vacunación de la población mundial, o el rejuvenecimiento de la flota mundial que ha propiciado la crisis del coronavirus.

Thierry de Bailleul, vicepresidente de Ventas para Europa de Qatar Airways
Thierry de Bailleul, vicepresidente de Ventas para Europa de Qatar Airways

Hispaviación: Hace unas semanas, llamaron la atención unas declaraciones del consejero delegado de Qantas, Alan Joyce, afirmando que la aerolínea australiana estaba estudiando la posibilidad de exigir a todos sus pasajeros de vuelos internacionales haber sido vacunados contra el coronavirus. ¿Comparten ustedes esa idea?

Thierry de Bailleul: Nosotros hemos puesto en marcha numerosas medidas de protección y, de hecho, hemos medido su efectividad. Así es como hemos sabido que el 99,988% de nuestros pasajeros volaron sin infectarse a bordo, lo que deja claro que en cualquier actividad cotidiana hay más riesgo de contagio que a la hora de volar. Dicho esto, no hemos querido agregar ninguna restricción adicional a las que han ido poniendo los gobiernos de los países. Me refiero, por ejemplo, a la obligatoriedad de guardar cuarentena o de hacerse pruebas PCR, que ya son de por sí impedimentos para viajar. En el caso de Qatar Airways, nos hemos preocupado por tomar numerosas medidas de limpieza adicionales para dejarle claro a nuestros pasajeros que somos una aerolínea segura, también desde este punto de vista.

Joyce, en cualquier caso, también afirmó en esa entrevista que las aerolíneas están trabajando con los gobiernos de todo el mundo para crear un documento internacional con el que verificar que los pasajeros llegan vacunados al avión. ¿Cuál es el rol de las compañías aéreas en la búsqueda de salidas ante esta crisis?

Somos parte de la solución, sin duda. Y, en este tiempo, hemos trabajado muy intensamente por adaptarnos a la situación creada por la pandemia. Si, más adelante, se nos pide que implementemos procedimientos nuevos, por supuesto que lo haremos. Creo que las aerolíneas que tengan gran capacidad de adaptación saldrán con éxito de esta crisis. Para nosotros, el hecho de haber transportado a un número tan alto de pasajeros durante la pandemia ya nos ha dado esa experiencia. Y, lógicamente, estamos preparados para todo lo que pueda llegar.

Usted menciona que las restricciones a los viajes son un impedimento para la actividad de las aerolíneas. ¿Cómo les afecta el hecho de que cada país, o incluso cada región, imponga las suyas? ¿Les hace la vida más difícil?

Sí, las restricciones son un obstáculo enorme para todas las aerolíneas. Ante esta realidad, no queda otra que mantenerse al día de lo que va pasando, y por supuesto estar muy informado de esas restricciones, porque cambian a diario. En mi caso, antes trabajaba haciendo estrategias con mi equipo para varios meses. Ahora nos toca ajustar la estrategia cada semana, porque todo cambia con mucha rapidez. Como digo, tenemos que convivir con estas restricciones, esperar a que los países poco a poco las vayan levantando y, entre tanto, debemos seguir dando un buen servicio a aquellos pasajeros que continúan viajando por necesidad. Es el caso de los estudiantes, para quienes desde Qatar Airways hemos lanzado un programa con descuentos y otros beneficios, como la conexión a internet gratuita a bordo.  

De cara a la vacunación de la población mundial, que ya ha comenzado, parece claro que la aviación va a jugar un papel trascendental. Para una compañía que tiene una división carguera de gran tamaño (la segunda mayor del mundo en 2019), imagino que este es un tema fundamental, ¿no?

Antes incluso de que apareciera la vacuna, habíamos transportado 250 000 toneladas de suministros médicos a lo largo y ancho de prácticamente todas las regiones del mundo. En este caso, no hay duda, la vacuna va a necesitar de la ayuda del transporte aéreo de mercancías. Al tratarse de una vacuna que debe mantenerse a temperatura muy fría, va a ser necesario un transporte especializado para este tipo de carga, que es muy delicada, y en Qatar Airways tenemos la experiencia necesaria. Hemos llevado medicinas por todo el mundo durante años. Así que, siendo sincero, ahora ha llegado el momento de mostrar toda esa experiencia. Y puedo decir que nuestros aviones están listos, los de carga y también los de pasajeros, que hemos utilizado también para transportar mercancías ante el enorme aumento de la demanda.

La adaptación de aviones de pasajeros para transportar carga ha sido, por supuesto, uno de los impactos más llamativos de esta crisis en el ámbito de la aviación. Otro, quizá, tiene que ver con la retirada anticipada de aviones antes de que se agotase su ciclo de vida esperado. De hecho, Qatar Airways ha sido una de las aerolíneas que ha dejado en tierra el Airbus A380.

El A380 es un avión muy bonito que, desafortunadamente, no se ajusta a las necesidades actuales. Volar el A380 ya no está justificado en ninguna ruta. En ninguna, y hablo de todo el mundo. Sencillamente, ya no hay rutas que tengan la demanda suficiente, y aquí incluyo a algunas de alta densidad, como París-Nueva York o Londres-Nueva York. No debemos olvidar que las sociedades, y no solo los gobiernos, se han vuelto muy sensibles con los temas medioambientales, como hemos visto en el último año, y no es razonable volar un A380 medio vacío. En este sentido, creo que nuestra flota ha sido también otro factor que explica el éxito de Qatar Airways este año. Nuestros aviones son jóvenes, modernos y del tamaño adecuado para nuestras necesidades actuales. En nuestra flota destaca el Airbus A350, del que somos el mayor operador mundial con 52 aeronaves. Este avión es el más económico en cuanto al consumo de combustible por asiento. Por ello, la decisión que tomamos fue la de dejar de volar el A380 y utilizar principalmente el A350 y el Boeing 777, cuando haya rutas que lo precisen.

Volviendo al tema de la carga aérea, en un año que ha sido, paradójicamente, de récord para este sector, ¿esperan que la tendencia continúe en 2021?

Si miras los planes de distribución de las vacunas, el proceso va a tardar un año en muchos países, e incluso más en algunos casos, por lo que sí esperamos que las cifras del transporte de mercancías se mantengan en esta línea. Tenemos la suerte de que en Qatar Airways ya teníamos mucha experiencia en este ámbito, antes incluso de esta crisis, por lo que estábamos ya preparados. Para Qatar Airways, la carga aérea representa, además, un buen segmento en términos de negocio.

Para volver a las cifras de la prepandemia en el transporte de pasajeros, será imprescindible recuperar la confianza de los usuarios. Este ha sido un año marcado por el esfuerzo de la industria en demostrar, por ejemplo, la fiabilidad de los filtros HEPA. ¿De qué forma está contribuyendo Qatar Airways a esta labor?

La comunicación es muy importante, desde luego, y desde Qatar Airways estamos trabajando mucho en esto. Un ejemplo es el que te daba antes relativo a la publicación de nuestras estadísticas de infecciones. No he visto a otras compañías dando a conocer información como esa… Dicho esto, también es importante explicar cómo llevamos a cabo la limpieza de nuestras aeronaves. En nuestro caso, utilizamos una luz ultravioleta para perfeccionar la limpieza, algo que no hace ninguna aerolínea. ¿Cuántas compañías ofrecen escudos faciales, además de máscaras, a sus pasajeros en clase económica? Nuestras tripulaciones cuentan con equipos de protección personal, gafas, guantes de seguridad… Si empiezo a enumerar todas nuestras medidas, me quedaría aquí hablando por más de media hora. La lista es interminable.

La aerolínea utiliza un sistema de limpieza de luz ultravioleta

Si se cumplen las previsiones de la industria, 2021 debería marcar el inicio de la recuperación. No mucho más tarde, a finales de 2022, se celebra en Catar el Mundial de fútbol masculino, un acontecimiento de enorme magnitud. ¿Temen que esta crisis pueda pasarles factura en términos de asistentes o consideran que hay tiempo suficiente para dejar la pandemia completamente atrás para entonces?

Quedan dos años todavía, y ojalá para entonces haya quedado atrás la COVID-19. Catar es uno de los países más seguros del mundo para organizar un evento así, incluso si persiste el coronavirus en este tiempo. En el país hay una gran emoción por este campeonato. Creo Catar dará la bienvenida a todo el mundo en 2022 y el país aprovechará la oportunidad que se le presenta al encontrarse bajo los focos. Nuestra ventaja como aerolínea es que volamos a todo el mundo y, de hecho, en marzo de 2021 ampliaremos nuestra lista de destinos, por lo que, cuando llegue el Mundial, tendremos una red internacional más fuerte y consolidada. Además, los preparativos para dar cabida al aumento de la demanda de pasajeros ya están en marcha. Las infraestructuras se están adecuando y estarán listas para la cita. Confío en que en el Mundial de fútbol podamos celebrar el fin del coronavirus.

Acerca de Mikel Alcázar

Mikel Alcázar
Mikel A. Alcázar es periodista y consultor de comunicación. Desde mayo de 2020, dirige y presenta el podcast Aerovía, en colaboración con Hispaviación.

Licenciado en Periodismo, máster en Comunicación Empresarial y máster en Gestión y Dirección Aeroportuaria y Aeronáutica, Mikel ha trabajado tanto en medios de comunicación (Radio Zaragoza-Cadena SER y Heraldo de Aragón, entre otros) como en el ámbito de la comunicación corporativa (en España, Estados Unidos y en la región de América Latina y el Caribe).

Vinculado al sector de la aviación, en el que se adentró a través de la simulación, es colaborador habitual de varios medios de comunicación generalistas y especializados en el transporte aéreo. Además, entre 2012 y 2014 fue responsable de Comunicación de Aprocta, la Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo.