EL DESARROLLO DE LOS RPAS Y EL SEGMENTO ESPACIO: CLAVES PARA EL DOMINIO DEL SECTOR AEROESPACIAL

Por: Rubén Magán Herrera

En Hispaviación 2.0, conscientes de la importancia que tiene el sector tecnológico aeroespacial en el progreso de un país, así como los beneficios que de ello se derivan y que repercuten directamente en muchos casos, en la calidad de vida de los ciudadanos y eficiencia de un gran abanico de industrias, hemos querido dedicarle este artículo. En el mismo, hablaremos, de una manera introductoria, de dos de los sectores que a todas luces se vislumbran como elementos estratégicos en el futuro para el dominio del sector tecnológico, y más concretamente, de la industria aeroespacial a nivel mundial.

Uno de ellos, emergente, el de los Drones o Vehículos Aéreos No Tripulados y el otro, el Sector Espacial, en decadencia tras la finalización de la guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética y más recientemente, despertando del letargo, debido a la crisis mundial, con falta de presupuesto en los Gobiernos de las naciones que dominan este campo.

DronPhantom
DJI Phantom II

RPAS, UAV, UAS, VANT o DRON.

Los drones, como coloquialmente se les conoce y aparecen en los medios de prensa no especializados, son denominados por la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) como RPAS, del inglés Remotely Piloted Aircraft System o Sistema de Aeronave Pilotado de Forma Remota. Otras denominaciones que a menudo se usan en la prensa especializada son UAV o Unmanned Aerial Vehicle, UAS o Unmanned Aerial System o ya mascercano para nosotros, el término VANT o Vehículo Aéreo No Tripulado.

Este sector de la industria aeroespacial, ha emergido con fuerza en la escena internacional en los últimos dos años creándose multitud de escuelas para pilotos de RPAS, tanto privadas como en Universidades. Asimismo han proliferado una gran cantidad de empresas que ofrecen sus servicios tanto al gobierno como a empresa privadas y/o particulares, operando drones para una amplia variedad de misiones que analizaremos mas adelante.

Sin embargo, el uso de los drones o RPAS no es nuevo. Desde hace décadas la Fuerza Aérea de los Estados Unidos los ha estado empleando en conflictos bélicos, por ejemplo, durante la primera Guerra del Golfo en la operación militar “Tormenta del Desierto” en 1991.Hoy en día, modelos como el RQ-4 Global Hawk o el MQ-9 Reaper aparecen todos los días en las primeras páginas de los periódicos, por citar un ejemplo de los muchos modelos que hay en servicio en las Fuerzas Armadas de los países de la OTAN.

Reaper Remotely Piloted Air System (RPAS)
MQ-9 Reaper

Un dato significativo a tener en cuenta en el sector y mas concretamente en el seno de Estados Unidos, potencia mundial en esta industria, es que desde hace un par de años, debido al elevado número de conflictos bélicos en el que están involucradas sus Fuerzas Armadas, se ha visto en la necesidad de aumentar el reclutamiento de pilotos de RPAS entre sus filas, reconociéndose la importante labor de estos profesionales por los Jefes de sus unidades, algunos recibiendo condecoraciones al más alto nivel militar por el desempeño en las misiones asignadas.

En España, el Ejército del Aire inauguró hace unos años su escuela de pilotos de RPAS en la base aérea de Salamanca, hasta el momento el único centro militar homologado de nuestras Fuerzas Armadas que imparte el título reconocido de Operador de Sistemas Aéreos No Tripulados.

Los RPAS en nuestra sociedad de hoy. Aplicaciones civiles.

El sector de los RPAS ha irrumpido con tanta fuerza en el sector aeroespacial en los últimos 2 años que los expertos auguran que será un punto de inflexión revolucionario en esta industria.

Miles de compañías que ofrecen sus servicios por todo el mundo, escuelas de pilotos de RPAS, entidades no gubernamentales y gubernamentales que demandan los servicios de las primeras, forman un entramado que hace del sector de los vehículos aéreos no tripulados una rama del sector aeronáutico que esté creciendo a un ritmo vertiginoso.

Expertos en la materia, afirman que la industria de los drones generará un volumen de inversión para los próximos diez años (hasta el 2024) que superará los 100.000 millones de dólares.

En España debido a la rápida expansión y acelerada proliferación de los operadores de RPAS y sus actividades, la autoridad competente, AESA, Agencia Estatal de Seguridad Aérea, se ha visto en la imperiosa necesidad y obligación de regular su actividad, aunque dicho sea de paso, la actual legislación vigente no es la definitiva.

Según declaraciones de la directora de AESA durante la 1ª Feria Internacional de Drones Civiles en España, “Expodrónica”, celebrada el pasado mes de octubre en Zaragoza , la regulación definitiva se espera a principios de 2016, aunque ya avanzó la propia AESA de que hablaremos de una regulación “definitiva provisional” debido al gran empuje del propio mercado.

Los grandes organismos y agencias que regulan la aviación comercial internacional, como OACI, la FAA norteamericana o la EASA europea, debaten en estos momentos los mecanismos para la integración del vuelo de los RPAS dentro del mismo espacio aéreo que utilizan los aviones comerciales, hecho que previsiblemente ocurrirá entre 2016 y 2018.

En el plano operacional, son muchas las aplicaciones y misiones que pueden desempeñar los RPAS en la vida civil, en muchos casos ahorrando costes y evitando poner en peligro vidas humanas. Citamos algunas:

-     Vigilancia de fronteras, lucha contra la delincuencia.

-     Vigilancia y Monitorización de la red de tendido eléctrico de alto voltaje.

-     Agricultura Inteligente.

-     Control de Fauna, especies protegidas.

-     Experimentación en vuelo para análisis atmosféricos.

-     Grabación de eventos deportivos y culturales multitudinarios.

Estas son algunas de las muchas misiones en las que actualmente se está aplicando la versatilidad de los drones aunque la lista es interminable en la actualidad.

Mencionaremos de manera especial algunos grandes proyectos, como por ejemplo, el de la compañía Facebook, en fase de desarrollo para operar un dron del tamaño de un avión de pasajeros Boeing B-737, para llevar internet Wi-Fi a zonas remotas del planeta.

Estamos frente a una industria, la de los RPAS, que sin temor a equivocarnos, está destinada a cambiar ciertos roles del sector aeronáutico, y que a medida que se desarrolla y los países toman conciencia de las tremendas posibilidades que ofrecen, la población civil, hasta ahora desconocedora del servicio que pueden prestar, llegarán a ser uno de los grandes beneficiarios en el futuro.

El sector espacial y su importancia en el desarrollo de la economía

Después de la II Guerra Mundial, y aunando los esfuerzos en el desarrollo tecnológico que hicieron todas las potencias mundiales que participaron en la contienda, el sector aeroespacial, y mas concretamente la aviación, comenzó a dar pasos agigantados pasando de la era de los motores a pistón a la puesta en servicio del primer avión de pasajeros propulsado a reacción de la historia, el De Havilland Comet, en mayo de 1952.

de Havilland DH-106 COMET
de Havilland DH-106 COMET

Desde entonces se ha producido un desarrollo imparable de la ciencia y la tecnología aeroespacial, hasta el punto de convertirse en un sector de importancia geoestratégica y liderazgo mundial.

En los últimos años, fruto de la recesión global que han sufrido las grandes potencias mundiales y en el caso de Estados Unidos, varios desastres y contratiempos (lanzaderas Columbia y Challenger) en su programa espacial, el acelerado desarrollo de esta industria se ha visto frenado, en parte también por falta de presupuestos asignados para hacer frente a la gran inversión que requiere la investigación en el segmento espacial.

Con la inestabilidad mundial y las economías de los países emergentes cada vez más industrializados e involucrados en materia de seguridad y defensa, como el grupo de los BRICS, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, la necesidad de programas de cooperación internacional para ahorrar costes individuales de las partes, ha tomado preferencia. Más de 60 países ya poseen participación o están en vías de hacerlo en algún satélite con fines militares o aplicaciones civiles.

El paradigma de esta cooperación internacional, quizás sea la Estación Espacial Internacional (ISS), fruto de los esfuerzos y trabajo de las agencias espaciales de EE.UU., Europa (España es inversor), Rusia, Japón y Canadá.

El dominio del espacio ha dejado evidente que es una de las llaves en el campo tecnológico que asegura la supremacía global y el desarrollo de la economía de un país. España, como miembro fundador de la Agencia Europea del Espacio y con un sector aeroespacial considerado como uno de los más fuertes en la Unión Europea, representado por la asociación TEDAE, en la que se incluyen las 20 empresas más destacadas del sector a nivel nacional, no debería quedar rezagada respecto a nuestros colegas europeos.

Algunas de las aplicaciones y servicios que ofrece el segmento espacial son:

-     Navegación Aérea y Marítima, Sistema GPS (EE.UU.), Sistema GALILEO (Europa) y EGNOS, sistema de aumentación para mejorar la precisión de GALILEO.

-     Comunicaciones.

-     Gestión de imágenes satelitales para predicción de desastres naturales.

-     Nuevas aplicaciones como la Inteligencia Geoespacial o GeoINT, gestión y análisis de imágenes satelitales con aplicaciones en seguridad y defensa además de en otros campos como en el urbanismo, transporte, sanidad, etc. para ayudar en la toma de decisiones.

Como conclusión, diremos, que la inversión en la industria espacial debería ser una partida con la importancia que merece en los presupuestos generales del estado, para seguir alimentando ese motor que nos lleve a mejorar los servicios y prestaciones ofrecidos tanto a nuestra población civil como a nuestras Fuerzas Armadas, ocupando de esta manera una de las primeras posiciones en la lista de países que dominen el sector aeroespacial en las próximas décadas.

Acerca de Rubén Magán Herrera

Rubén Magán Herrera
Rubén Magán Herrera, de 38 años, comenzó su carrera aeronáutica en el aeropuerto madrileño de Cuatro Vientos, donde realizó el curso de piloto de líneas aéreas, consiguiendo su licencia de piloto comercial en 2003.

Su experiencia aeronaútica es muy variada. Durante unos años estuvo en servicio activo en el Ejército del Aire como especialista en mantenimiento de aeronaves, destinado en el 403 Escuadron de la Base Aérea de Cuatro Vientos, dotado con aviones Casa C-212 Aviocar y Cessna Citation V. También desempeñó funciones como Instructor de Derecho Aéreo y Procedimientos Operacionales para los pilotos de nuevo ingreso del Servicio Aéreo de Helicópteros del Cuerpo Nacional de Policía.

Su experiencia en vuelo comenzó como piloto de aerofotografía, volando los aviones Cessna C-421 y C-340, realizando todo tipo de trabajos fotogramétricos en vuelo para entidades gubernamentales y compañías privadas.

Actualmente es Piloto de Boeing B-737NG con un total de 5000h de vuelo y entre otros cursos ha realizado el de Auditor EASA de Sistemas de Calidad en el sector aeronáutico, el curso avanzado de piloto de RPAS (Remotely Piloted Aircraft System), y el Airline Planning Worshop de Boeing Commercial Airplanes. Ponente de la Facultad de Ingeniería Aeronáutica de la Universidad Tecnológica de Panamá, apasionado de la fotografía y autor de diferentes artículos publicados en medios de prensa especializados (MACH 82, Aviador, GEES Spain, etc.). Integrante y Profesor en el Grupo GEES Spain, Coordinador del Área de Tecnología-RPAS-Innovación en dicha organización, además es Socio Integrante de ADESyD, la Asociación de Diplomados Españoles en Seguridad y Defensa. Es el actual Director Ejecutivo y Co-Fundador del Grupo Hispaviación 2.0, formado por las revistas Hispaviación 2.0 y Air Crew Lifestyle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>