EL LIDERAZGO EN LA AVIACION

Sea que estemos de Comandantes o Primeros Oficiales de la aeronave (Aviones o helicópteros) o seamos Líderes o Sublíderes de una Escuadrilla de aviones o helicópteros militares, el concepto de Liderazgo es el mismo. No haremos ninguna relación a la misión a cumplir sino al rol que representa el Comandante en la tarea y analizaremos algunos aspectos importantes que fortalecerán las competencias de toda la tripulación, aterrizando conceptos de un buen CRM. Creo que es pertinente indicar que tampoco se escribirá sobre las competencias técnicas, se supone un hecho de que están debidamente habilitados para comportarse como tal; pero de ser un comandante a ser “El Comandante”… Hay unos sencillos consejos, que espero sean de utilidad para toda la comunidad aeronáutica, como escribí antes, civiles o militares.

lider1

El Liderazgo es el proceso de influir en otros para cumplir la misión proporcionando propósito, dirección y motivación. El Briefing es el momento más adecuado para informar a todos lo que se debe hacer, como se debe hacer y que se espera de ellos, especialmente durante las contingencias o emergencias, para lograrlo es pertinente recordar que el Comando de una aeronave corresponde a la autoridad que una persona ejerce legalmente sobre sus colegas y/o subordinados, en virtud de su rango y actividad asignada y que sus responsabilidades básicas son el cumplimiento de la misión, el cuidado de sus subordinados, pasajeros y/o carga y de la aeronave misma. Pero al escribir la palabra cuidado no quiero referirme a que se convierta en un protector sino en un guía, una luz, un Líder. Surge entonces una de las tareas más importantes de todo comandante, asumir el mando y por ende el liderazgo de la cual se desprenden tres tipos de tareas, las específicas, las directas y finalmente las implícitas.

Para lograrlo se requiere superar las contingencias que el negocio impone, cumplir con el deber demanda coraje físico y moral pues es necesaria la superación de los temores que los riesgos imponen, mientras se hace lo que se debe hacer. Soy un convencido de que no necesitamos máscaras ni tampoco ocultar nuestros propios temores en nuestra posición, una actitud franca, abierta, honesta y sincera con toda la tripulación admitirá sortear todo tipo de obstáculos. Es decir, permitirá un trabajo en equipo donde todos puedan opinar abiertamente sin temor y con toda la información o la mayor cantidad de ella, tomar mejores decisiones. Es evidente que en la aviación se requieren de tripulaciones competentes, proeficientes, con suficiente conocimientos profesionales, buen juicio y habilidades; pero lo que más reconocerán es finalmente nuestra actitud.

lider2

Cada vez que vaya a empezar un vuelo, realice 4 acciones mentales: Determine que es lo hace su unidad o compañía, es decir, reconozca la tarea o lo que debe hacer, la razón de ser; luego determine que es lo que ellos esperan de usted y mentalice su tarea, asuma el liderazgo y fortalezca su actitud mental para lograrlo de la mejor manera posible: determine después cuales son las debilidades y fortalezas de su equipo de trabajo, sea como un buen director, respete las limitaciones y poténcielas con motivación, determine si necesita algo más para motivar a su equipo o alguna información adicional para cumplir la misión; recuerde siempre que un líder proporciona propósito, dirección y motivación, eso nunca lo olvide.

Una vez que la misión a terminado, no se vaya a casa o al hotel sin antes hacer un repaso de lo ocurrido, las acciones buenas o malas siempre son buenas lecciones cuando se las evalúa; sin embargo, recuerde valorar a su equipo de trabajo considerando al menos cuatro indicadores, la moral de su equipo, el espíritu de cuerpo demostrado, la disciplina y proeficiencia alcanzada. No esta demás recordar que los buenos equipos son aquellos que estando motivados, sienten orgullo por su trabajo y se comprometen con la tarea y con el sacrificio que esto representa.

lider3

Once principios del buen liderazgo de un Comandante:

1. Sea operativamente competente.

2. Conózcase a sí mismo y busque su propia mejora.

3. Conozca a sus subordinados y preocúpese de su bienestar y de su capacitación.

4. Mantenga a sus subordinados debidamente informados.

5. De buen ejemplo siempre, dentro y fuera de su cabina.

6. Asegúrese de que la tarea se entienda, supervísela y alcáncela.

7. Entrene a sus subordinados como un equipo, eso implica que usted también debe ser parte de este equipo.

8. Tome decisiones acertadas y oportunas.

9. Desarrolle el sentido de responsabilidad en su equipo de trabajo.

10. Emplee a su equipo de acuerdo con sus capacidades.

11. Asuma la responsabilidad por sus acciones.

Los siete pasos en el proceso de toma de decisiones mientras mantiene el control del vuelo son:

1. Identificar el problema.

2. Recopilar información (siempre pregunte).

3. Realice una lista de los posibles cursos de acción.

4. Analice y compare los posibles cursos de acción.

5. Tome una decisión, seleccione un curso de acción.

6. Haga un plan.

7. Implementar el plan y comente las intenciones.

Acciones que todo buen Comandante y Líder deben evitar siempre:

– La violación de la dignidad de las personas.

– Llamadas de atención generalizadas y peor ridiculizando a su tripulación.

– Mostrar apuro y descuido o hacer esperar a sus subordinados.

– Irse a descansar antes de que sus subordinados.

– Eludir las responsabilidades.

– Culpar a sus superiores de las circunstancias.

– Echarle la culpa a sus subordinados, haga análisis sistémicos no personales.

– Comer antes de que sus subordinados hayan comido.

– Favoritismo con algún miembro de la tripulación.

– Debilidad moral.

Para lograrlo, un buen líder debe tener un profundo conocimiento de los elementos esenciales de comando. Conozca y recuerde cuales son las Políticas de comando, quien es la autoridad, quien asume la responsabilidad, cual es la cadena de mando y que canales van a ser utilizados para el efecto, como se va a mantener la disciplina y cuáles son las normas de conducta que espera de sus subordinados.

lider4

Un líder debe ser:

Una persona de carácter fuerte y honorable, comprometido con la ética profesional, un ejemplo de valores individuales con la capacidad de resolver los dilemas éticos complejos que se presentan.

Un líder debe saber:

Los factores de liderazgo y cómo se afectan entre sí: Las normas y procedimientos relacionados con los aspectos de la naturaleza humana, propia y al de sus subordinados, conocidos como los Factores Humanos, los factores del trabajo y la interacción con el hardware y software y aquellos aspectos que se imponen como la Cultura de la unidad o empresa conocida también como el medio ambiente. Estas influyen entre si y determinan el comportamiento de su equipo de trabajo. (Modelo SHELL)

Un líder debe hacer:

Orientar, proporcionar propósito, motivar, proporcionar dirección a través de: conocer y mantener los estándares, el establecimiento de objetivos, la correcta planificación, el proceso de toma de decisiones y la resolución de problemas o conflictos y siempre una adecuada supervisión y evaluación de las tareas de cada uno y del equipo mismo. La supervisión es mantener la conciencia situacional y asegurarse que los planes y las políticas se implementan adecuadamente, incluso dando instrucciones e inspeccionando continuamente el cumplimiento de una tarea.

El peligro de la poca supervisión es que puede conducir a problemas de mala o inadecuada comunicación, falta de coordinación, desorganización o la percepción por los subordinados de que al líder comandante no le importa lo que ocurre. Por otro lado, el peligro de un exceso de supervisión es que ahoga la iniciativa, genera resentimiento, baja la moral y la motivación. Un clima de respeto puede mejorar los aspectos de la supervisión.

lider5

La comunicación es el intercambio y el flujo de información e ideas de una persona a otra y corresponde a la mejor técnica para lograr el propósito. Una de las mejores reglas es que un buen Líder Comandante debe aprender a escuchar. A veces, nuestra experiencia tiende a subvalorar a nuestros subordinados, escucharlos es bueno y al final usted tiene la decisión.

Acerca de Tomás Endara Garzón

Tomás Endara Garzón
Coronel retirado de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, fue Comandante de varias unidades operativas en Ecuador.

Es Licenciado en Ciencias Aeronáuticas, Especialista en Administración Aeronautica y MBA en gestión de la calidad, seguridad y medio ambiente además de ser Paracaidista, Piloto Militar y civil, Instructor de vuelo en aviones de entrenamiento básico, entrenamiento avanzado, aviones jet subsonicos y aviones de combate supersonicos.

También es Piloto de helicóptero, Oficial de Seguridad Aérea, Investigador de Accidentes, Facilitador de CRM y ORM, y Auditor Líder en Sistemas de la Calidad.

Ha sido conferenciante en temas de Seguridad Aérea y Factores Humanos, y actualmente es miembro activo de la red global de DHL Aviation.