El ministerio de Ciencia de Pedro Duque transfiere la comercialización del satélite Ingenio al de Defensa de Margarita Robles

14-02-2020

Por Juan Pons

Ha sido rubricado por el subsecretario de Ciencia e Innovación, Pablo Martín, y el director general del INTA, el teniente general del Aire José María Salom.

satélite Ingenio del ministerio de Ciencia al de defensa
El subsecretario de Ciencia e Innovación, Pablo Martín, y el director general del INTA, el teniente general del Aire José María Salom han rubricado el acuerdo (crédito: INTA)

A pesar de que fue diseñado para prestar servicios cartográficos, supervisar el medio ambiente, vigilar los incendios forestales y la evolución de las inundaciones, el satélite español de observación electro-óptica Ingenio pasa de estar bajo la responsabilidad del ministerio de Ciencia e Innovación que dirige el ex astronauta Pedro Duque a quedar en manos del ministerio de Defensa que pilota la magistrada Margarita Robles.

El acuerdo de cesión de la explotación comercial del satélite fue suscrito en el día de ayer, 13 de febrero, a las 10:00 de la mañana, por el subsecretario del ministerio de Ciencia e Innovación, Pablo Martín, y el director general del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), el teniente general de Aire José María Salom.

La ceremonia oficial tuvo lugar en la sede central del Instituto en Torrejón de Ardoz (Madrid), sin la presencia de ninguno de los dos ministros citados, ni tampoco del secretario de Estado de Defensa, Angel Olivares, que además es el presidente del INTA.

Ingenio
Ingenio aguarda en una sala limpia de la factoría de Airbus en Barajas el momento para viajar por vía aérea a la Guayana Francesa (crédito: Airbus DS)

Concebido para generar una media de 230 imágenes diarias, Ingenio va a aportar imágenes ópticas en los canales pancromático (blanco y negro) y multiespectral (color), con una resolución de 2,5 y 10 metros, respectivamente, lo que le aporta un escaso valor para cumplir misiones de inteligencia y orienta su labor hacia el mercado comercial. La explotación comercial de Ingenio debía corresponder a Hisdesat Servicios Estratégicos, el operador de servicios gubernamentales por satélite del ministerio de Defensa español. Así figura en el perfil de la compañía vigente hasta el día de hoy, que se encuentra en el PDF descargable de su página web, en el segundo párrafo del apartado “Observación de la Tierra”

Hisdesat se desentiende de Ingenio

En el citado documento se cita que Hisdesat “es la responsable de la puesta en órbita y explotación comercial de ambos satélites del sistema de observación (en alusión a Paz e Ingenio), en colaboración con el INTA, propietario y gestor del segmento terreno”.

Pero ni el lanzamiento a la órbita ni tampoco la comercialización han quedado bajo la responsabilidad de Hisdesat, a diferencia de lo ocurrido con el satélite Paz en ambos casos. En el contrato de puesta en órbita de Ingenio suscrito en 2019 intervinieron el CDTI, la ESA y Arianespace ‒el operador de servicios de lanzamiento‒ pero no estuvo presente Hisdesat.

En el caso de la explotación comercial de las imágenes y datos de Ingenio, como el INTA es un Organismo Público de Investigación (OPI) y sus capacidades de venta son muy limitadas, no es de descartar que el Instituto, por ejemplo, ponga en marcha un concurso para dotarse de un gestor que lleve a cabo tal labor.

El diseño, desarrollo y fabricación de Ingenio ha implicado a prácticamente toda la industria española en torno a Airbus Space Systems España, su contratista principal, que en el momento del contrato era Astrium CASA Espacio.

Con su fabricación completada y ahora a buen resguardo en la factoría de Airbus en Barajas, la campaña de lanzamiento dará comienzo a finales de abril o principios de mayo, cuando el satélite sea trasladado por vía aérea a la base espacial de Kourou, en la Guayana francesa, para su despegue a bordo del pequeño lanzador europeo Vega, que lo debe situar a unos 670 kilómetros de altura.

sener
Sus telescopios han dado muchos dolores de cabeza a los técnicos de SENER, que finalmente han resuelto los problemas (crédito: SENER)

El PNOTS a punto de darse por concluido

Durante sus 10 primeros días en órbita, el satélite español estará bajo el control del Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) que situado en la localidad alemana de Darmstadt ‒en las cercanías de Frankfurt‒ es el responsable de supervisar las trayectorias y la salud de los satélites y sondas espaciales de la ESA.

A partir del undécimo día será transferido oficialmente al INTA, en cuyo moderno edificio del Centro Espacial del INTA-Torrejón (CEIT) se encuentra el segmento terreno encargado de su seguimiento durante toda la vida operativa de Ingenio en el espacio, al igual que ya ocurre con el satélite radar Paz.

Ingenio es el segundo eslabón del Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS), integrado por el satélite de tecnología radar Paz ‒ya en servicio en órbita y dedicado preferentemente a misiones militares‒ y el óptico Ingenio, centrado en la vertiente civil.

Ha superado todas las pruebas, ensayos y validaciones a que ha sido sometido en Madrid y en Toulouse (crédito. Airbus DS)

La puesta en órbita a finales de mayo o principios de junio y posterior entrada en servicio de Ingenio completa y concluye el PNOTS, que fue firmado en julio de 2007 por los entonces ministros José Antonio Alonso (Defensa) y Joan Clos (Industria, Turismo y Comercio). Entonces su coste se estimó en 346 millones de euros, de los que 195 millones correspondían a Ingenio, cantidad que ha sido rebasada con creces.

A principios de 2013 el envío al espacio de Ingenio estaba programado para mediados de 2015. Pero los problemas de gran complejidad técnica encontrados por la compañía española SENER, responsable del diseño, desarrollo y fabricación de las dos cámaras tipo Korsch que lleva a bordo ‒cada una de ellas con una cobertura de 30 kilómetros‒ han supuesto largos retrasos, a los que se han unido las demoras por la no disponibilidad del cohete europeo Vega por motivos técnicos durante cerca de un año.

Acerca de Juan Pons

Juan Pons
Coronel del Ejército de Tierra en situación de Reserva. En el ámbito de la comunicación está especializado en asuntos espaciales, aeronáuticos y de defensa, materias en las que es autor de numerosos artículos en medios impresos y electrónicos de ámbito nacional e internacional, así como de libros y monografías sobre las organizaciones europeas de defensa y el sector espacial, principalmente.

Ha ocupado el cargo de coronel director de la Escuela Militar de Ciencias de la Educación del ministerio de Defensa, de teniente coronel estuvo al mando de la Unidad de Repatriación de las fuerzas del Ejército de Tierra desplegadas en el aeropuerto de Mostar (Bosnia-Herzegovina) y en el empleo de comandante fue profesor titular de Comunicación y Relaciones Internacionales en el Departamento de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Academia General Militar de Zaragoza.

Fundador y primer director del Boletín Informativo “Tierra” que publica el Ejército de Tierra, en su vertiente militar está diplomado en Operaciones de Paz, Gestión de Programas y Alta Gestión de Personal.

En el plano civil está diplomado en Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, en Altos Estudios Internacionales por la Sociedad de Estudios Internacionales y en dirección de Empresas por el Ministerio de Economía y Hacienda y la Cámara de Comercio e Industria de Madrid.

Es miembro de número de la Asociación Atlántica Española, de la Asociación de Periodistas de Defensa, de la Asociación Española de Derecho Aeronáutico y Espacial y de la Asociación de Diplomados Españoles en Seguridad y Defensa.