España se une al diseño del dron militar europeo MALE

10-08-2016

El Consejo de Ministros aprobó en su reunión del viernes 5 de agosto destinar 17.589.000 euros para implementar la primera etapa (fase de definición) del programa “Sistema Aéreo Tripulado Remotamente de Gran Autonomía y Altitud Media Europeo”, o como se conoce en su designación en inglés, programa MALE, que permitirá a España unirse a Francia, Alemania e Italia, para crear conjuntamente un dron militar de gran autonomía capaz de llevar a cabo operaciones a alturas medias.

Este programa responde a una necesidad operativa de las Fuerzas Armadas, consistente en obtener una capacidad de inteligencia, vigilancia y reconocimiento basadas en un sistema aéreo tripulado remotamente que apoye en operaciones tanto dentro como fuera de territorio nacional.

Ilustración del futuro UAV de larga duración. Foto: Airbus Defence and Space
Ilustración del futuro UAV europeo MALE.
Foto: Airbus Defence and Space

La solución propuesta consiste en el desarrollo de un sistema aéreo tripulado remotamente desarrollado en la Unión Europea con participación de la industria española, por lo que la finalidad del Acuerdo es garantizar la continuidad de este programa en el que España es parte.

Este Acuerdo tiene su origen en el “Frame Work Agreement” (FWA) firmado entre los ministros de Defensa de Francia, Alemania, Italia y España, y en su primera etapa llevará a cabo estudios y análisis de las capacidades actuales con que cuenta la industria europea para desarrollar este tipo de sistemas, los conocidos como drones, y que será realizado por las industrias aeronáuticas de los países participantes.

MALE RPAS de Airbus defense & Space
MALE RPAS de Airbus defense & Space

Durante esta fase, que tendrá una duración de dos años, se definirá la composición del sistema, que estará compuesto por plataformas aéreas, sensores, estaciones de control en tierra, estaciones de explotación de la información y de comunicaciones y terminales de datos, junto con un lote de equipo de apoyo en tierra.

El Acuerdo de Implementación tendrá una validez de cuatro años una vez firmado, a no ser que los países contribuyentes decidan por unanimidad terminarlo antes o prolongarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *