Fada-Catec y Zero 2 Infinity presentan en ADM Sevilla la primera pieza de cohete desarrollada en España con impresión 3D

17-05-2018,

Ambas entidades dieron a conocer la cámara de combustión del cohete Bloostar, de Zero 2 Infinity, fabricada por FADA-CATEC mediante impresión en 3D. Se trata de la primera pieza fabricada en España con esta tecnología para su integración y uso en cohetes espaciales. Supone un paso clave en el desarrollo de una nueva generación de motores de cohetes espaciales. Por su parte, su apuesta por lanzar desde la estratosfera, con un estratopuerto, es además pionera en el mundo.  

De izquierda a derecha; Juan Borrego, delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta en Sevilla; Fernando Lasagni, jefe de la División de Materiales y Procesos de FADA-CATEC; Javier Carnero, consejero de Empleo, Empresa y Comercio; José Mariano López -Urdiales, fundador y CEO de la empresa Zero 2 Infinity, y Francisco Javier Castro, secretario general de Innovación e Industria.
De izquierda a derecha; Juan Borrego, delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta en Sevilla; Fernando Lasagni, jefe de la División de Materiales y Procesos de FADA-CATEC; Javier Carnero, consejero de Empleo, Empresa y Comercio; José Mariano López -Urdiales, fundador y CEO de la empresa Zero 2 Infinity, y Francisco Javier Castro, secretario general de Innovación e Industria.

 

El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA-CATEC) y la empresa Zero 2 Infinity (Z2I) presentaron ayer en el encuentro aeroespacial ADM Sevilla 2018 la cámara de combustión del cohete Bloostar, de Zero 2 Infinity. Se trata de la primera pieza de un motor de cohete que se logra fabricar en España con 3D (fabricación aditiva) y supone un paso clave en el desarrollo de una nueva generación de motores de cohetes espaciales, ya que implica una reducción drástica de los costes de fabricación, el impacto ambiental, los tiempos de producción y la masa de la pieza fabricada, según destacó el director de CATEC, Joaquín Rodríguez.

Los encargados de presentar este nuevo componente aeroespacial fueron José Mariano López -Urdiales, fundador y CEO de la empresa Zero 2 Infinity, y Fernando Lasagni, jefe de la División de Materiales y Procesos de FADA-CATEC. El acto contó con la presencia del consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, Javier Carnero, el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta en Sevilla, Juan Borrego; y el secretario general de Innovación e Industria, Francisco Javier Castro.

En CATEC llevan trabajando en la tecnología 3D más de 10 años. Fueron pioneros en Europa en empezar a desarrollar aplicaciones aeroespaciales.

FADA-CATEC Bloostar

López –Urdiales, fundador y CEO de la empresa Zero 2 Infinity, destacó que en el futuro el espacio estará lleno de actividades espaciales mediante el empleo de pequeños satélites en órbita.“De las varias toneladas que hace años pesaba un satélite, hoy en día se puede hacer con 100 kilos y mañana se podrá hacer con 10 kilos”, señaló López-Urdiales. Los satélites ligeros van a jugar un papel especial para utilidades a la Tierra, desde dar conectividad hasta mejorar la predicción del clima o controlar el cambio climático. “Y lo consiguen porque van a volar en alturas más bajas, mucho más cerca de la Tierra, pudiendo así ofrecer mejor resolución y mejor comunicación con el suelo, resolviendo además el problema de la basura espacial”.

Se necesitan sistemas de lanzamiento radicalmente diferentes. Más baratos, más eficientes y flexibles que los grandes cohetes que hemos tenido hasta ahora

La magia de esta pieza está en su interior”, apuntaba López-Urdiales durante la presentación. Esta cámara de combustión, tiene una serie de canales de refrigeración que ayudan a enfriarla, con una complejidad geométrica que no sería posible mediante la tecnología empleada hasta ahora (los cohetes tradicionales siempre han tenido tubos de refrigeración rectos). La tecnología aditiva, en cambio, sí permite realizar diseños a la carta”, explicó el Dr. Fernando Lasagni, jefe de la División de Materiales y Procesos de CATEC. “Con Zero 2 Infinity hemos diseñado una estructura interna con una serie de canales que permiten mejorar la eficiencia y evacuar el calor de una manera más rápida”.

Lasagni resume los beneficios indicando: “Con la impresión 3D además de conseguir una pieza mucho más ligera que una convencional, logramos un componente mucho más eficiente. Y para cerrar el lazo, lo hacemos más barato y con plazos de entrega mucho más rápidos”. En este sentido, destaca que para la futura masificación del espacio, con el lanzamiento de satélites en serie, “es necesario ser mucho más rápidos en la industria aeroespacial de lo que lo hemos sido hasta ahora”.

El sistema de lanzamiento está en fase de preventas y de pruebas. “Tenemos más de mil millones de euros en cartas de intención de clientes que tienen satélites que lanzar, cientos de satélites que lanzar”. Para madurar esos satélites antes de ser puestos en órbita, Z2I está lanzando, junto con CATEC, globos estratosféricos – por encima del espacio aéreo controlado- para probar esos satélites y sus componentes, desde ATLAS, el centro en Villacarrillo (Jaen). El Dr. Fernando Lasagni, subrayó que pronto tendrán un componente funcional validado para las pruebas de Bloostar.

El motor del cohete Bloostar se ha bautizado con el nombre de Teide en honor al volcán extinguido situado en las Islas Canarias, que es desde donde se lanzará el cohete de Zero 2 Infinity por ser el punto más alto de la geografía española. La primera fase de Bloostar es un globo que lleva el cohete pasado el 99% de la masa de la atmosfera, donde la resistencia aerodinámica es casi inexistente. Este método proporciona varias ventajas en comparación con los tradicionales lanzadores que salen desde tierra o incluso desde aviones. Una ventaja muy clara es que los motores del cohete son más eficientes a esa altitud. Es por eso por lo que Teide tiene un diseño especial para ser lanzado a gran altitud.

La apuesta por lanzar desde la estratosfera, con un estratopuerto, es pionera en el mundo. El globo cubre la primera fase del vuelo, una vez fuera de la atmósfera el cohete se enciende. Ello permite, junto con la impresión 3D, hacer cohetes mucho más ligeros y eficientes que mediante el lanzamiento convencional desde una base en la Tierra. El motor es además más respetuoso con el medio ambiente que existe en la actualidad.

Tras la fabricación de esta primera pieza, el objetivo del centro tecnológico y la empresa espacial en los próximos meses es usar inteligencia artificial y algoritmos de redes neuronales para optimizar la refrigeración de la cámara de combustión del cohete Bloonstar con estructuras que no se podrían fabricar de otro modo.

CATEC es un centro tecnológico gestionado por la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA), que preside la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, y cuyo objetivo es promover y desarrollar nuevas tecnologías aeroespaciales y su transferencia a la industria de este sector para mejorar su competitividad. Con sede en Sevilla, su actividad se centra en la investigación aplicada, el desarrollo tecnológico y la innovación en los sectores de la aeronáutica y el espacio. Hoy día CATEC se ha convertido en el líder europeo en aplicaciones de fabricación aditiva (impresión 3D) para el sector, incluyendo hardware para estructuras críticas y secundarias, entre otros.

Zero 2 Infinity es una empresa privada con sede cerca de Barcelona y subsidiarias en Alemania y Estados Unidos que está cambiando radicalmente la forma de acceder al espacio. Es la única compañía privada en Europa especializada en el transporte al espacio de componentes que requieren pruebas en condiciones espaciales. También trabaja en poner satélites en órbita con el lanzador Bloostar y tiene planes a medio plazo para enviar a personas al espacio para turismo y actividades científicas con la cápsula Bloon.