Un fallo en los impulsores del cohete soyuz obliga a abortar la misión a la ISS una vez iniciado el vuelo

11-10-2018

Un cohete Soyuz-FG que transportaba la nave espacial Soyuz MS-10 despegó del cosmódromo de Baikonur en Kazajstán a las 4:40 a.m., hora local, (08:47 GMT). El lanzamiento parecía normal hasta que en la separación de la primera etapa del lanzamiento, la tripulación reportó un fallo en la impulsión que forzó al aborto de la misión a la ISS.

 

soyuz
El soyuz con la cápsula MC-10 antes de la maniobra de aborto de la misión

 

El astronauta americano y el cosmonauta ruso se encuentran en buenas condiciones después de la cápsula MC-10 se separase del cohete y efectuase un descenso balístico regresando a la Tierra en lugar de dirigirse a la Estación Espacial Internacional (ISS).

Los equipos de búsqueda y rescate llegaron al lugar donde había aterrizado la cápsula a 20 kilómetros al este de la ciudad kazaja de Dzhezkazgan. Una vez allí, informaron que los astronautas estaban en buenas condiciones, y posteriormente fueron extraídos de la cápsula unos 90 minutos después del despegue y llevados en helicóptero a Baikonur después de un examen médico.

Mark Vande Hei, un astronauta de la NASA que regresó de cinco meses y medio en la ISS a finales de febrero, dijo que la anomalía tuvo lugar 119 segundos después del despegue, un segundo después de la separación de la primera etapa, pero que aun no se sabe la causa de la misma.

 

 

El cohete Soyuz llevaba al astronauta de la NASA Nick Hague, en su primer vuelo espacial después de haber entrado en la nasa en el 2013, y al cosmonauta del Roscosmos Alexey Ovchininin, en su segundo vuelo al espacio. Los dos debían haber llegado a la ISS unas seis horas después del despegue para una estancia establecida en medio año de duración en la que ambos astronautas se debían incorporar a la expedición 57 integrada por Alexander Gerst de la Agencia Espacial Europea (ESA), la ingeniera de vuelo de la Nasa Serena Auñón-Chancellor y el ingeniero de vuelo de Roscosmos Serguéi Prokopyev.

Se daba la circunstancia de que Nick Hague iba a participar en una caminata espacial en la ISS los próximos días 19 y 25 de este mes, y ahora, la NASA está pensando en que hacer con estas tareas que ya estaban programadas.

Jim Bridenstine, administrador de la NASA ha anunciado que “La NASA está trabajando estrechamente con Roscosmos para asegurar el regreso seguro de la tripulación. La seguridad de la tripulación es la máxima prioridad para la NASA. Se llevará a cabo una investigación a fondo de la causa del incidente”.