Fernando Alonso de Airbus: “Está claro que Boeing nos quiere quitar del negocio”

13-12-2018.-

El todavía presidente de aviación militar en Airbus hasta el 31 de diciembre, Fernando Alonso, destaca que la presión de Boeing es cada vez más fuerte en el negocio militar. Por ello, la compañía considera fundamental la ayuda de los gobiernos europeos y en particular la del ejecutivo español de cara a aumentar sus inversiones y competitividad. Ello afecta al potencial contrato de tanqueros en EEUU y a otras presentaciones de ofertas ya realizadas o futuras. Así lo han querido subrayar tanto Alonso como el próximo nuevo presidente, Alberto Gutiérrez, durante la tradicional comida con la prensa española que la compañía hace cada final de año. Otros grandes retos que se pusieron ayer sobre la mesa son la exportación del A400M, el futuro caza de combate europeo o la digitalización de los procesos industriales. Además de abordar mas cuestiones actuales como la venta de sus participaciones en Alestis o el ajuste de plantilla.

De izquierda a derecha: Marie-alix Delestrade, Jefa de comunicación de Airbus Operations en España; Manuel Huertas, presidente de Airbus Operations España; Fernando Alonso, Head of Military Aircraft - Airbus Defence and Space; Alberto Gutiérrez, nuevo Head of Military Aircraft a partir del 1 de enero; y Álvaro Beteta, director de comunicación de Military Aircraft para España.
De izquierda a derecha: Marie-alix Delestrade, Jefa de comunicación de Airbus Operations en España; Manuel Huertas, presidente de Airbus Operations España; Fernando Alonso, Head of Military Aircraft – Airbus Defence and Space; Alberto Gutiérrez, nuevo Head of Military Aircraft a partir del 1 de enero; y Álvaro Beteta, director de comunicación de Military Aircraft para España.

 

Durante su intervención, Alonso reveló que Airbus ha pedido ayuda a gobiernos europeos, entre ellos el español, ante lo que definió como “agresividad” de su mayor competidor, Boeing. “Nos quiere expulsar del negocio militar en los países en los que estamos presentando ofertas, están presionando muy fuerte a los posibles clientes” y lo más importante “tienen el apoyo de su Administración”, señalaba el presidente saliente durante la reunión con los medios.

“La innovación es lo que permite hacer productos competitivos. Y para ello necesitamos la ayuda de los Ejecutivos europeos, como lo tiene Boeing con la Administración norteamericana”, señaló el directivo. De hecho, también Alonso y Gutiérrez destacaron el apoyo económico que la industria aeronáutica en países como Reino Unido, Francia y Alemania -competidores nuestros-  recibe de sus respectivos gobiernos.

Precisamente para pedir ese apoyo público se reunieron este martes ambos directivos con el secretario del Estado de Defensa, Ángel Olivares. Gutiérrez ha valorado a la agenda sectorial presentada el pasado día 4 por Industria y TEDAE como “un primer paso”. El segundo es materializarla, es decir “dotarla de contenido y de fondos económicos consistentes”, señaló. En este sentido, Gutiérrez manifiesta haber encontrado “completa sintonía” con el secretario quien les ha trasladado el interés del Gobierno de invertir en la industria aeronáutica y de defensa, pero “en la medida de las capacidades económicas del país”.

Para empezar la ayuda de la Administración se busca para apoyar el A330MRTT que es un producto español (se fabrica en Getafe) y que actualmente está en el tablero de puja de EEUU por los más de 200 aviones de repostaje en vuelo para la USAF que va a necesitar en los próximos años en sustitución de los McDonnell Douglas KC-10.

Los A330MRTT y el concurso de aviones de reabastecimiento en vuelo de la USAF

Para abordar este requerimiento de ofertas, Airbus ha anunciado recientemente un acuerdo con Lockheed Martin, “un socio con una amplia experiencia en aviones tanqueros” indicaba Alonso.

Según explicó Alonso, van a ofrecer horas de vuelo en lugar de venta de aviones. Y sin conocer todavía el número de aviones requeridos, el Ejército americano ha cifrado en 14 los escuadrones que necesita, y teniendo cada escuadrón en torno a 15 aeronaves, la cifra resultante está alrededor de los 200 aparatos. Será a partir de 2025 cuando se espera que la USAF comience con la sustitución de los KC-10 y la Administración estadounidense lance un concurso formal.

Alonso señaló que Boeing aún no tiene un avión que pueda competir con el MRTT y ello tras un retraso de dos años. De ahí en gran parte, la razón de la agresividad del competidor norteamericano. Podría desarrollar una versión cisterna de su B-777 o del B-787, pero ello “sería caro y arriesgado”. En cambio, el A330MRTT tiene unas características similares a las del KC-10. Además Airbus va a trabajar la evolución del A330MRTT al A330neo MRTT con la finalidad de aumentar todavía más el “gap” entre el producto de ambos competidores. Sin olvidar que de cara a la puja por el contrato para la Fuerza Aérea norteamericana, el grupo europeo se presenta con las garantías de que el A330MRTT haya ganado los concursos de ocho ejércitos de todo el mundo.

Airbus pujará con el tanquero A330MRTT por los 200 aviones de la USAF.
Airbus pujará con el tanquero A330MRTT por los 200 aviones de la USAF. Foto: Airbus

Retos que se presentan a Gutiérrez

Tras un año trabajando juntos, mano a mano Alonso y Gutiérrez, y con una cartera de pedidos de alrededor de 9.000 aeronaves que aseguran trabajo para los próximos nueve o diez años, el nuevo Head of Military Aircraft indicó que llega al puesto con la vista puesta en los retos que tiene a nivel corporativo y a nivel operativo la compañía -la cual cumplirá 50 años en 2019-.

Entre los retos a nivel empresarial están las inversiones en investigación y desarrollo y la digitalización -la “quinta revolución industrial” en palabras del directivo-, además de recuperar cuota de mercado perdida en los últimos años.

Y a nivel operativo, en los retos de cara al corto y medio plazo, Alonso y Gutiérrez se refirieron también a los programas del Eurofighter, el futuro FCAS, el A400M y el C295.

Eurofighter

De este avión destacó las opciones que se presentan en Alemania pues el país tiene que sustituir 90 cazas Tornado y renovar sus 40 Eurofighter más antiguos. Y en España con 20 aviones F18 que están al final de su vida útil, es la aeronave con más opciones para relevar a los que operan actualmente en Canarias, indicó Gutiérrez.

España ¿en el futuro avión de combate europeo?

Dentro de los proyectos militares en los que trabaja Airbus se encuentra el futuro avión de combate europeo, FCAS (Future Combat Air System). Gutiérrez se mostró “confiado” en que la solicitud formal de España a Francia y Alemania de entrar a formar parte junto a ambos del grupo de naciones que lo diseñen y desarrollen sea positiva.

Fernando Alonso reconoció durante la reunión con prensa que este proyecto supone un reto “enorme” para Europa, pues debe demostrar si es capaz de abordar un único sistema de caza capaz de competir con Estados Unidos. Y ha asegurado que Airbus está preparado para desarrollar este proyecto.

El A400M en vísperas de ratificarse el acuerdo con los países clientes

Sobre el A400M, Fernando Alonso señaló que este año ya se han entregado las 18 unidades previstas, el último de ellos en la primera semana de diciembre. Quiso así destacar la estabilización de la cadencia de producción tras varios años complicados por los problemas en los motores y el fuselaje, y los retrasos en la incorporación de capacidades militares o tácticas, que han afectado al programa desde inicios de esta década. Eso sí, para garantizarlo pretenden llegar a 8 en 2021.

Asimismo, informó que en estas semanas antes de que acabe el año deberá ser ratificado por los Gobiernos el acuerdo logrado con los países A400M: España, Reino Unido, Alemania, Francia, Bélgica, Turquía, Malasia y Luxemburgo y el organismo que centraliza la compra (Occar). El nuevo documento, negociado desde hace más de dos años, garantiza la viabilidad para Airbus ya que se acepta recibir aviones a menor ritmo del inicialmente previsto y se suavizan las indemnizaciones por retrasos o carencias.

A su juicio, el principal beneficio de este acuerdo es que da estabilidad al programa de aquí a 2030. Y lo importante es que ahora el grupo puede centrarse en su exportación.

De hecho, Alonso señaló que, tras los dos últimos años logrando estabilizar la producción, el gran reto de Gutiérrez ahora es vender el producto.

“Contamos con que Alberto venda muchos aviones”, indicaba Alonso. A lo que el nuevo responsable no descarta poder hacerlo en el medio plazo en el mercado latinoamericano, “a países como Chile, México o Perú y Argentina por su orografía y la extensión, adecuadas para este tipo de avión”, resaltaba.

Foto: Airbus
Foto: Airbus

El C295 y el gran pedido de India que sigue sin arrancar

Sobre este avión multimisión, los directivos reconocieron que 2018 ha sido un año “malo”. Actualmente se están fabricando nueve aviones C295 al año, frente a los 20 que se llegaron a producir hace menos de cinco años. Pero también señalaron que el avión sigue siendo el mejor en su segmento (en torno a 10 toneladas de capacidad) y que no ha perdido ninguna oferta.

Y del eterno contrato sin formalizar con la India de 56 aviones para su Ejército, pues lleva años pendiente de ratificarse, comentó que no hay novedades, siguen a la espera, “el gobierno indio tiene sus propios tiempos”, explicaba Alonso.

Alestis

Con respecto al proceso abierto para la venta del 56% que Airbus posee en el proveedor de aeroestructuras andaluz Alestis, Manuel Huertas, el presidente del área Aviones Comerciales de Airbus, señaló que de los candidatos interesados en la compra hay tres en la recta final. Uno de ellos es español, aunque Huertas no desveló el nombre.

Ha habido interés de empresas francesas, chinas y fondos estadounidenses. Huertas ha explicado que los candidatos han ido cayendo por “no cumplir con los requisitos industriales necesarios”.

De momento “no hay nada cerrado y tampoco tenemos prisa” para llevar a cabo esta operación. Incluso apuntó que cuanto más perdure la inversión más rédito sacará el Grupo. En este sentido, aprovechó para avanzar a que todo apunta a que Alestis cerrará 2018 con buenas cifras.

Plan de ajuste de plantilla 2019 y 2020

Por último, en cuanto al plan de ajuste en España anunciado a inicios de año a causa de las caídas de la producción de los A400M y C295 y del A380, Alberto Gutiérrez avanzó que de los 800 empleos potencialmente afectados se ha bajado a 300 para los años 2019 y 2020. Ha sido posible mediante recolocaciones, recuperación de cargas de trabajo externalizadas y medidas de flexibilidad acordadas con los sindicatos.