Cómo garantizar la eficiencia en la limpieza de aviones cuidando el medio ambiente

Patrocinado por:   Tork_Primary_Logo_2013_CMYK

El exterior de una aeronave está expuesto a multitud de factores corrosivos debido a los cambios de presión y temperatura que sufre el fuselaje. El salitre trasportado por el aire, que se deposita en la superficie constituye la primera fuente de corrosión de los aviones. La suciedad tiende a adherirse firmemente en la superficie provocando la acumulación de restos de combustible, como hollín de los gases de escape, líquido hidráulico y otros lubricantes desechos de gomas y pinturas, salitre, adhesivos, polvo, tierra, etc…

aviones eficiencia limpieza

Además del salitre, existen otros compuestos que atacan las superficies de las aeronaves.  Pérdidas de ácido de baterías, oxidantes, limpiadores químicos agresivos y demás compuestos que atacan los metales, juntas y pintura de aviones.

Todo ello aumenta aún más el efecto corrosivo provocando un mayor número de paradas de la aeronave para su mantenimiento o reparación. Se estima que son necesarias unas 50.000 horas de trabajo y mano de obra cualificada para el mantenimiento de un avión, por tanto, la limpieza es una de las labores más meticulosas dentro del mantenimiento aeronáutico.

Ni que decir tiene que una adecuada limpieza exterior de las aeronaves mejora la estética del avión, así como la imagen corporativa de la compañía. Pero, sobre todo, es algo fundamental para mantener la eficiencia aerodinámica en los niveles adecuados y conservar el correcto funcionamiento de los equipos. Todo ello repercute tanto en el ahorro de combustible como en la seguridad durante el vuelo. A este respecto ayuda a que los equipos funcionen de manera correcta y permite detectar anomalías y actuar preventivamente.

Las zonas más comprometidas de los aviones – y por ello más difíciles de limpiar – son la “panza”, los trenes de aterrizaje y las áreas próximas a la salida de turbinas.  También merecen una especial atención zonas de carga de combustibles, líquido hidráulico, salidas de líquidos de servicio y molduras de puertas.

Cada aerolínea tiene su propio procedimiento de limpieza, dependiendo del tiempo disponible. Por lo general una limpieza en profundidad suele realizarse cada 500 horas de vuelo o una vez al mes. Dependiendo del tipo de avión, una limpieza superficial puede durar de media unos 40 minutos y una en profundidad no más de cinco horas, empleando a ocho profesionales para ello.

En el pasado se seguía un proceso de limpieza de las aeronaves en el que se hacía uso de productos químicos contaminantes, además de ser un proceso ineficiente por la gran cantidad de tiempo empleado

Actualmente, existen soluciones más naturales, totalmente seguras para las personas y el medioambiente con un poder de limpieza mayor que los químicos.

Las labores de mantenimiento de una aeronave deben basarse en reducir el tiempo de inactividad, sin poner en riesgo ni la calidad ni la seguridad, utilizando elementos de vanguardia, con todas las certificaciones necesarias y deben contaminar lo menos posible. A este respecto Tork, marca del Grupo Essity, ofrece productos industriales especializados para la limpieza, la revisión y el mantenimiento de las aeronaves. Uno de estos productos son los trapos de limpieza, un producto simple pero básico en los hangares de mantenimiento y que en el caso de Tork  además, absorben mucho mejor que los trapos convencionales, no tienen pelusas y son antiestáticos.

medio ambiente

Desde Tork señalan que el uso de sus productos profesionales implica un 30% menos de tiempo, un 20% menos de esfuerzo y un 40% menos en el uso de disolventes. Además, la compañía, consciente de la importancia del tiempo de los técnicos, apuesta por un sistema de dispensadores que garantiza disponer de las herramientas adecuadas en el lugar preciso.

Los productos industriales de limpieza Tork constituyen toda una gama de herramientas profesionales diseñadas para instalaciones de producción industriales modernas, como las que dan soporte en tareas de mantenimiento, reparación y revisión de aeronaves. Todos sus productos cuentan con las certificaciones AMS 3819C, BMS 15-5G y ESD, cumpliendo así con los estándares de seguridad.

Es esencial que este tipo de productos estén diseñados para ofrecer diversas funciones aptas para un amplio abanico de tareas, además de gozar de características como no dejar pelusa, tener una absorción elevada o contar con una capacidad antiestática elevada. A este respecto, pase lo que pase, el usuario puede confiar en que los productos industriales de limpieza Tork que utiliza le proporcionará el mismo rendimiento sistemático en todo momento. Además, necesitan menos disolventes para completar la tarea lo que ofrece un mejor entorno de trabajo.

Para experimentar la diferencia frente a los trapos convencionales ahora, la compañía da la oportunidad de probar sus productos gratuitamente y sin compromiso.