GL-10 Greased Lightning: un nuevo proyecto híbrido-eléctrico nace en la NASA.

APPY GEEK. 26-08-2014.

GL-10

Como bien sabéis, las energías renovables van dando pasos firmes en todos los campos de la industria y la tecnología. Últimamente se habla mucho del transporte, y no es para menos teniendo en cuenta que gran parte de la contaminación atmosférica proviene de los motores de los vehículos que usamos cada día. Poco a poco los coches consiguen mejores baterías eléctricas y hasta los barcos hacen uso de las energías renovables.

Ahora la NASA ha querido mostrar el GL-10 Greased Lightning, un aeroplano híbrido-eléctrico de hélices girables que parece que desbancará a los helicópteros actuales.

Más rápido y eficiente que cualquier helicóptero

Hasta ahora los helicópteros se consideran máquinas poco eficientes tanto en velocidad como en la carga que pueden soportar, todo debido a un mismo problema: la física y la tecnología actual hacen muy complicado crear una máquina capaz de moverse vertical y horizontalmente.

El nuevo modelo de “avión” de la NASA lo cambia todo gracias a sus hélices ajustables, que puede orientarlas en sentido horizontal para aterrizar y despegar y en vertical para desplazarse por el aire a una mayor velocidad punta.

Su condición híbrido-eléctrica hacen que su diseño sea mucho más eficiente, ya que poseen un motor que no necesita demasiado combustible y la parte mecánica es más fácil de mantener que la de uno convencional.

Aunque ya existen cuadricópteros totalmente eléctricos, este diseño híbrido es más atractivo para los grupos comerciales y tiene mayor interés militar. En el GL-10 tenemos dos pequeños motores diésel en el cuerpo del aeroplano que gira unos alternadores constantemente para recargar las baterías de litio todo el tiempo. Las baterías de un cuadricóptero no suelen mantener la nave más de 30 minutos en el aire, mientras que el GL-10 puede mantenerse en suspensión el mismo tiempo que un avión moderno.

Además, la NASA ha anunciado que este nuevo diseño híbrido es de “escala libre”, lo que significa que estos mismos principios pueden llevarse a cualquier otro vehículo aéreo.

Por ahora, el GL-10 tiene una envergadura de 3 metros y superó su primera prueba de este 19 de agosto con éxito. Este año continuará su desarrollo y esperemos que salga pronto al día a día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *