La Armada Francesa empieza a diseñar su portaaviones del futuro

16-12-2020

La Armada Francesa ya ha comenzado el proceso de diseño de un reemplazo para su portaaviones de propulsión nuclear Charles de Gaulle, con el líder industrial Naval Group que debería proporcionar el reemplazo operacional para el buque insignia actual de la armada en 2038.

Armada Francesa
Recreación del futuro portaaviones de la Armada Francesa. Gráfico: Naval Group

El Presidente de Francia, Emmanuel Macron, ya ha puesto en marcha el proyecto llamado «Porte-Avions Nouvelle Generation». Sus principales socios industriales en el proyecto son Chantiers de l’Atlantique, Dassault Aviation y TechnicAtome.

El Ministerio de Defensa de Francia dice que el buque debería tener un desplazamiento de unas 75.000 toneladas y una longitud aproximada de 300 metros. Desplegará un ala aérea que incluirá hasta 30 ejemplos de un Caza de Nueva Generación (NGF) que está siendo desarrollado por Francia, Alemania y España.

A una actividad de estudio de diseño preliminar de dos años le seguirán estudios de diseño detallados que se extenderán hasta finales de 2025, antes de un contrato para el desarrollo y construcción completos.

El director general del Grupo Naval, Pierre Eric Pommellet, afirma «Este proyecto contribuirá a desarrollar los puestos de trabajo en la base industrial y tecnológica de la defensa y garantizará la continuidad de nuestras competencias en la actual crisis sanitaria y económica.»

Para cumplir el objetivo de entrada en servicio, París espera que el nuevo buque comience las pruebas en 2036. Estará propulsado por dos reactores nucleares, y también contará con equipos de lanzamiento y recuperación de nueva generación, incluyendo catapultas electromagnéticas.

El Grupo Naval señala que la propulsión nuclear tiene «una fiabilidad y seguridad probadas a bordo del Charles de Gaulle, y garantiza una autonomía considerable en el mar y una gran flexibilidad de uso».

El Ministerio de Defensa dice que es demasiado pronto para decidir si la marina debe adquirir uno o dos buques de reemplazo, pero señala: «dos portaaviones garantizan tener siempre uno en alerta».

Las imágenes conceptuales de un futuro portaaviones publicadas por el Grupo Naval muestran el buque que lleva una carga completa de aviones de combate NGF, y una mezcla operativa del tipo a corto plazo junto a los helicópteros Rafales, Hawkeyes y NH90 de NH Industries.

El sigiloso NGF -también llamado SCAF por Francia-, que es objeto de un esfuerzo de desarrollo trinacional en el marco de su programa Future Combat Air System (FCAS), se espera que sea un fuselaje más grande que el Rafale.

Bruno Fichefeux, jefe de la FCAS para Airbus Defence & Space, ha comentado «El caza y los sistemas que desarrollemos tendrán que ser compatibles con las aplicaciones navales, incluso para aterrizar en un portaaviones. Encontrar la compensación adecuada será nuestro reto, y estamos muy dedicados a ello, siendo Dassault Aviation el socio principal. Una aplicación naval tiene un impacto en la estructura y en la velocidad de aproximación al aterrizaje, pero tal vez también puede ayudar a aumentar el rendimiento haciendo que el caza sea capaz de volar lento y rápido. Estoy convencido de que con la experiencia combinada de Dassault Aviation y Airbus encontraremos el equilibrio adecuado para responder a estos requisitos».