La Guardia Costera de los EE.UU. prueba UAS a bordo de sus buques

06-01-2021

El buque USCGC Bertholf (WMSL-750) de la Guardia Costera de EE.UU, ha verificado el funcionamiento de UAS a bordo, para acelerar el programa previsto para equipar a los primeros ocho buques del mismo tipo, con capacidad para operar UAS.

La Guardia Costera de los EE.UU. prueba UAS

Este hito es el último de una serie de actividades clave del programa de adquisición de los UAS embarcados y por ello, se están ya realizando instalaciones de estos sistemas aéreos en el USCGC Hamilton (WMSL-753) y en el USCGC Midgett (WMSL-757), las cuales se espera que estén terminadas en este mismo mes de enero de 2021 y el próximo marzo de 2021, respectivamente.

Desde la primera instalación a bordo de uno de los buques de la Guardia Costera, la capacidad de los UAS ha completado más de 2.600 horas de vuelo en 14 patrullas. Desde su despliegue, las plataformas UAS han apoyado 53 interceptaciones, han ayudado a incautar 48 toneladas de estupefacientes ilícitos por valor de más de 1.200 millones de dólares y han contribuido a facilitar la captura de 132 narcoterroristas.

Además, el despliegue de uno de estos buques equipado con UAS y sus paquetes de sensores completos pueden apoyar las operaciones diurnas y nocturnas. La capacidad del UAS puede llevar a cabo la vigilancia, detección, clasificación e identificación de una amplia gama de objetivos, y es capaz de realizar más de 18 horas de vuelo continuo al día.

Pero la Guardia Costera aprovecha las capacidades de los UAS para otras tareas, como:

  • Proporcionar evaluaciones de los daños en tiempo real tras el paso de huracanes y apoyar las actividades de socorro humanitario en tierra, permitiendo al servicio centrar los activos de recuperación en las necesidades emergentes de búsqueda y rescate y de infraestructura crítica.
  • Ayuda en un caso de búsqueda y rescate de una persona en el agua. Además, se están creando grupos de trabajo para determinar cómo utilizar el UAS para la búsqueda y el rescate en el futuro.
  • Identificación de barcos de pesca ilegales clasificando los contactos en un sistema de identificación automática.

El contrato actual de la guardia Costera, incluye opciones que podrían extender el servicio hasta junio de 2026, pero también se están llevando a cabo esfuerzos preliminares para explorar los beneficios potenciales de desplegar UAS en varias plataformas de superficie y potencialmente terrestres.