La industria española de Aeronáutica, Defensa y Espacio bate su propio récord de facturación, con 11.838 millones en 2018

25-06-2019.-

Las empresas de aeronáutica, defensa, espacio y seguridad cerraron el año 2018 con “resultados históricos de facturación”, según ha anunciado este martes Jaime de Rábago, presidente de TEDAE. En conjunto alcanzaron un volumen de negocio de 11.838 millones de euros, cifra que representa algo más del 1% del PIB nacional y el 6,1% del PIB industrial. No obstante, de Rábago reclama políticas industriales a largo plazo que trasciendan de los ciclos políticos por el papel estratégico de esta industria para nuestro país; e insta a la Administración a otorgar apoyos en I+D+i homologables o similares a los que reciben las empresas de países vecinos de sus respectivos Gobiernos.

11.838 millones de euros Tedae

 

TEDAE, la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica, Seguridad y Espacio, ha publicado hoy martes las cifras del ejercicio 2018. La facturación total llega a los 11.180 millones de euros. Por sectores, del total facturado, el 44% corresponde a aeronáutica civil, el 32% a aeronáutica de defensa, el 15% a defensa terrestre y naval, el 8% corresponde a la actividad espacial, y el sector industrial de seguridad, un sector con gran proyección de futuro -sobre todo en ciberseguridad-, alcanza el 1%. Es la primera vez que TEDAE desglosa este dato referente a Seguridad de manera independiente.

El presidente de TEDAE ha asegurado que se trata de máximos históricos de facturación y de empleo

Ha destacado que las empresas de TEDAE están trabajando mano a mano con el sector público, manteniendo una colaboración continua con cuatro ministerios: el de Industria, Turismo y Comercio; de Defensa; Ciencia, Innovación y Universidades; y el de Interior. Reconoce que se están haciendo importantes esfuerzos a nivel público por potenciar esta industria, pero pide ir más allá. De manera que hace un llamamiento a la Administración para poner en marcha políticas a largo plazo que trasciendan de los ciclos políticos, porque “la nuestra es una industria de Estado y es absolutamente necesaria la colaboración del mismo”. Así, incide en que “necesitamos apoyos similares/homologables a los que otorgan nuestros países vecinos a sus empresa dado que sin ellos corremos el riesgo de quedarnos atrás”.  

También ha señalado su colaboración con el mundo universitario, mantiene acciones con 91 universidades públicas y privadas pues de los más de 46.000 puestos de trabajo que genera el sector, aproximadamente la mitad proviene de titulaciones universitarias. Este año por primera vez van a publicar en la memoria el detalle de la relación de todos los sectores de TEDAE con las universidades en cuanto a becas, cátedras, colaboraciones en proyectos de I+D, cursos especializados, másteres… “Y eso es algo que consideramos fundamental desde TEDAE, porque nos permite estar siempre a la vanguardia tecnológica, que es la base de nuestra competitividad”.

Por último, ha adelantado que en colaboración con una consultora la asociación está trabajando en la elaboración de un informe sobre el impacto socioeconómico que tiene esta industria en nuestro país y que podría estar concluido a finales de este año o a principios de 2020.

Evolución 2017-2018

Los 11.180 millones de euros facturados suponen un incremento del 5,9% respecto al anterior ejercicio (que a su vez fue un 4,5% más respecto a 2016). Su aportación al PIB nacional y al PIB industrial también ha crecido desde el 2017, en un 0,10% y un 0,20% respectivamente. Y la productividad es 3,4 veces la media nacional, en términos de ventas por empleado, subiendo desde el 3,3 en 2017.

Por el contrario, el porcentaje de innovación I+D+i sobre facturación ha sufrido un ligero retroceso. Desciende al 9% respecto al 11% del 2017. Ello es consecuencia de la finalización de algunos programas y no haber nuevos en marcha. “Pero no hay cambios de tendencias, simplemente son las oscilaciones normales”, explica el presidente de la asociación. En concreto la bajada corresponde a las cifras de investigación (I) en tecnologías, y de desarrollo (D) de nuevos productos, mientras que la de innovación (i) evoluciona de manera más lineal porque va ligada a los procesos.

Por otro lado, el 66% de los ingresos totales en 2018 provienen de las exportaciones, frente al 83% en 2017. La razón de este movimiento porcentual es el incremento del mercado interior.

En lo que respecta al empleo, al que ha calificado de “alta calidad y cualificación”, se ha llegado a 57.000 puestos de trabajo, un 1% más con respecto al año anterior, de los que el 19% corresponden a mujeres, “una cifra -explicó el Presidente de TEDAE- que responde al porcentaje de mujeres que se gradúan en las universidades STEM, que oscila de manera similar entre el 17 y el 24%, según los años”.

De las 767 empresas que forman TEDAE, el 70% son pequeñas y medianas, el 23% de media capitalización y el 7% grandes compañías. La distribución en estos escalones en 2017 era de: 74% Pymes, 16% las MID-CPAS y 10% las grandes empresas.