La Marina Real Australiana quiere potenciar sus capacidades UAS

25-03-2021

El Programa de Desarrollo Continuo del Sistema Marítimo de UAS de Defensa de la Marina Real Australiana, está impulsando su capacidad de inteligencia con estas aeronaves.

Marina Real Australiana  CAMCOPTER-S_100-189

El programa ha alcanzado un nuevo hito tras la selección de cinco candidatos para pasar a la siguiente fase del proceso de adquisición.

La ministra de Defensa en funciones, la senadora Marise Payne, ha anunciado que BAE Systems Australia, Insitu Pacific, Northrop Grumman Australia, Raytheon Australia y Textron Systems Australia han sido preseleccionadas para el bloque uno de la quinta fase del SEA 129.

Payne ha declarado que, «Este Programa adquirirá sistemas de aeronaves marítimas no tripuladas de inteligencia, vigilancia, reconocimiento y puntería que complementarán los actuales sensores y sistemas de los buques de la Armada, al tiempo que aumentarán el área de vigilancia de los buques. El hito es el resultado de la inversión sin precedentes de 270.000 millones de dólares del Gobierno de Morrison en capacidad de defensa durante la próxima década, que está dotando a las Fuerzas de Defensa australianas de una capacidad de vanguardia de categoría mundial».

El bloque uno del programa es la primera fase de un programa de desarrollo continuo de 30 años de duración, con actualizaciones de bloques móviles de cinco años, que incorporarán nuevas actualizaciones tecnológicas.

La ministra de Industria de la Defensa, Melissa Price, dijo que el proyecto estaba cumpliendo el compromiso del Gobierno de Morrison de maximizar la participación de la industria de la defensa australiana en la adquisición, operación y mantenimiento de la capacidad de defensa.

La ministra Price ha dicho, «Al incorporar nuevas tecnologías mediante actualizaciones en bloque cada cinco años, el programa apoya el desarrollo de la industria australiana de sistemas de aeronaves no tripuladas y proporciona a la Armada una capacidad de vigilancia marítima de vanguardia. Este proceso permitirá a las empresas australianas participar directamente en el suministro de un mayor conocimiento de la situación para la Flota, en particular los nuevos buques de patrulla marítima Arafura, al tiempo que se refuerza el crecimiento del empleo y la seguridad a largo plazo».

Las oportunidades futuras estarán disponibles en los próximos bloques de la fase 5 del SEA 129 a partir de 2024.