La NASA evalúa la extracción de los astronautas de la Orion en el Golfo de Méjico

17-07-2017

Cuando los astronautas regresen a la Tierra desde destinos más allá de la luna en la nave espacial Orion de la NASA y americen en el Océano Pacífico, todavía tendrán que salir de la nave espacial y regresar a tierra firme. Usando las aguas de la costa de Galveston, Texas, un equipo de la NASA y del Departamento de Defensa probó los procedimientos de salida de la Orion en una variedad de escenarios la pasada semana.

NASA Orion extraccion

Durante las prueba de extracción de la tripulación, un equipo conjunto de los programas de Desarrollo y Operaciones de la Orion y sistemas de tierra, junto con la asistencia de la Guardia Costera, Armada y Fuerza Aérea de Estados Unidos, evaluaron cómo la tripulación saldrá de la cápsula con ayuda y por sí misma.

Tom Walker, líder de rescate y recuperación de Orion En el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, ha comentado sobre las pruebas, “Los astronautas que regresen a la Tierra en la Orión habrán pasado muchos días en el espacio y queremos asegurarnos de que la última parte de su viaje vaya sin problemas, sin importar el tipo de condiciones en que americen. Nuestras pruebas en el Golfo de México nos dan la oportunidad de practicar y evaluar nuestros planes y el hardware para sacar a la tripulación de la Orión de la manera más segura y eficiente posible”.

La NASA está desarrollando múltiples métodos para sacar a la tripulación de la nave espacial el día que regresen a casa, lo que da al personal de recuperación y a los controladores de la misión mucha flexibilidad para tener en cuenta la salud de la tripulación y el estado del personal además del equipo de recuperación en la zona en tiempo real.

La Orion está diseñada para mantener a una tripulación que ha amerizado en el océano hasta 24 horas. Cuando la cápsula y su tripulación regresen de misiones en el espacio profundo, durante un método de recuperación, pequeños botes de personal de la Armada llegarán poco después del amerizaje, ayudarán a la tripulación a salir a través de la escotilla lateral de la cápsula y en balsas, y llevarlos y la cápsula de regreso a un barco que estará a la espera en la zona.

Los miembros de la tripulación también deben estar preparados para salir de la nave espacial si las condiciones no son tan favorables. Si la cápsula se desviara fuera de la ruta prevista de vuelta y los equipos de recuperación no llegasen rápidamente, o el agua entrase en el módulo de la tripulación antes de que llegasen, los astronautas deben estar preparados para salir de la nave por si solos.