Las aerolíneas low cost tardan en despegar en Latinoamérica

27-12-2016

América Latina tiene pocos aeropuertos secundarios aun cuando las distancias tienden a ser más largas y la falta de un mercado común como el de la Unión Europea significa también una regulación más molesta para las compañías aéreas, aunque Brasil, México y Colombia son los únicos países de la región con aerolíneas low cost ya establecidas, y que se dirigen principalmente a vuelos nacionales con precios más altos que en Europa.

Según ha dicho el especialista en viajes aéreos de Archery Strategy Consulting en París, Bertrand Mouly-Aigrot, “El ambiente de negocios no es muy favorable para las aerolíneas de bajo coste en Latinoamérica, pero está cambiando”.

vivaaerobus_original

Varias iniciativas aéreas están a punto de cambiar el panorama. Una compañía de bajo coste llamada Flybondi está preparada para lanzarse muy pronto en Argentina con una docena de rutas nacionales.

Otra compañía, Viva, que ya ofrece vuelos económicos en México (VivaAerobus) y Colombia (VivaColombia), lanzó una nueva filial, Viva Air Perú, el mes pasado.

William Shaw, fundador de VivaColombia ha dicho “hoy en día, uno de cada cuatro pasajeros de las aerolíneas de todo el mundo toma un vuelo de bajo coste, pero Latinoamérica sigue teniendo precios exorbitantes para distancias muy cortas”.

flybondi-livery

Por su parte, el fabricante de aviones norteamericano Boeing prevé que el número de pasajeros en la región crecerá un 5,8% en las próximas dos décadas, y según se ha expresado Donna Hrinak, Presidente de la compañía para Latinoamérica, “Se espera que la mayoría de las entregas estén en el segmento de una sola clase, lo que refleja el continuo crecimiento de las aerolíneas de bajo costo”.

Carlos Ozores de la consultora estadounidense ICF ha comentado: “en una región donde decenas de millones de personas han escapado de la pobreza desde el cambio de milenio, “hay mucho potencial” para las aerolíneas de bajo coste”.

“En mercados donde se ha desarrollado un bajo costo, como México y Brasil, muchos clientes tomaban autobuses antes, pero una vez que comienzan a volar, no querrán regresar a la fórmula de viaje anterior, ya que si existe una mayoría de economía en crecimiento, una verdadera clase media y un sector turístico en desarrollo. No hay razón para que el fenómeno de bajo costo, que está barriendo a todas las regiones del mundo, no llegue a América Latina” ha agregado.