Los nuevos UAVs de la OTAN,Global Hawk Block 40, pendientes de la seguridad en el espacio aéreo de Italia

23-12-2019

Los miembros de la OTAN confían en las certificaciones de seguridad de Italia para la nueva flota de UAVs de vigilancia terrestre de la Alianza, ya que siguen existiendo dudas sobre la capacidad de estos para volar a través del espacio aéreo regulado de Europa.

Global Hawk
UAV Global Hawk. Foto: DOD USA.

El estado del proceso de certificación de la aeronavegabilidad se describe en una reciente respuesta del gobierno a una investigación parlamentaria, por la que se sabe que el gobierno italiano emitió a finales del pasado octubre la llamada certificación de tipo militar para los UAVs Global Hawk Block 40, fabricados por Northrop Grumman, cinco de los cuales estarán estacionados en Sigonella, Sicilia, el próximo año 2020.

Las autoridades competentes dijeron que no tenían información sobre el alcance de un certificado adicional requerido para la operación real de las aeronaves no tripuladas junto a aeronaves civiles si tripuladas, o si los propios UAVs están autorizados a volar en el espacio aéreo italiano.

Operar aeronaves militares no tripuladas de manera segura en el espacio aéreo compartido sigue siendo un problema sin resolver que los contratistas de ambos lados del Atlántico están tratando de abordar. Por ello, por ahora, los vuelos de aeronaves no tripuladas a través del espacio aéreo regulado requieren corredores especiales cerrados temporalmente al resto del tráfico, un proceso oneroso especialmente en las regiones densamente pobladas.

Todavía está por ver qué tipo de misiones se espera que lleven a cabo los nuevos UAVs de la OTAN y si las restricciones de la certificación son lo suficientemente serias como para dificultar su deseada eficacia. Las misiones de vigilancia fuera de Europa pueden no ser un problema, pero el hecho de viajar a puntos conflictivos como el Báltico y el Mar Negro podría reabrir un debate sobre seguridad que algunos funcionarios esperaban mantener bajo el radar.

Mientras tanto, la OTAN anunció la semana pasada la llegada a Sicilia del segundo Global Hawk de su flota de UAVs.

El general de brigada de la Fuerza Aérea de EE.UU. Phillip Stewart, el comandante de la Fuerza AGS, ha declarado «Este segundo vuelo en ferry a través del Atlántico es otro logro importante en nuestro camino hacia el establecimiento de una capacidad de vanguardia de Vigilancia de Inteligencia y Reconocimiento (ISR) para todos los Aliados de la OTAN».