Norwegian homenajea a Gloria Fuertes a unos meses del centenario del nacimiento de la autora

19-10-2016

La compañía Norwegian ha sumado al elenco de personajes homenajeados en las colas de sus aviones a la poeta y autora de literatura infantil y juvenil Gloria Fuertes, decorando un Boeing 737-800 con su imagen y convirtíendose así en el cuarto icono de la historia y las artes españolas en recibir dicho honor, tras Miguel de Cervantes, Cristóbal Colón y Juan Sebastián Elcano.

gloria fuertes

Hasta el momento, ochenta y un aviones de Norwegian han sido decorados con personajes de la historia, las artes y las ciencias nórdica, británica y española, y en este caso, el homenaje se produce meses antes a la celebración del centenario del nacimiento de la autora, que tendrá lugar en 2017.

Según declara Thomas Ramdahl, director general comercial de Norwegian,Gloria Fuertes está estrechamente ligada a la historia sentimental de millones de españoles, motivo por el cual es un honor para Norwegian contar con su figura en nuestro elenco de héroes”.

La imagen utilizada en la decoración del avión ha sido cedida de manera desinteresada por la Fundación Gloria Fuertes, instituida por la editora, poeta y ensayista Luzmaría Jiménez Faro en el año 2000 con el objetivo de asegurar el cumplimiento de la voluntad de la autora y como cauce para mantener viva su memoria y la huella de su personalidad humana y literaria. La Fundación gestiona, asimismo, los derechos de la obra de Gloria Fuertes.

Gloria Fuertes

Con la incorporación de Glorias Fuertes, ya son 81 los aviones de Norwegian cuyas colas están decoradas con imágenes de personajes históricos de todos los campos de la actividad humana, como por ejemplo el escritor británico Roald Dahl, el explorador noruego Roald Amundsen, la actriz sueca Greta Garbo, la escritora y activista finlandesa Minna Canth, o Miguel de Cervantes, Cristóbal Colón y Juan Sebastián Elcano en el caso de España.

Esta tradición se remonta a 2002, cuando la entonces recién nacida Norwegian irrumpió en el mercado doméstico noruego, poniendo fin de ese modo a un secular monopolio estatal. Fue una manera de resaltar a personalidades que —tal y como Norwegian en aquel entonces, y también ahora— habían desafiado los límites y las normas establecidas, al tiempo que inspirado a otras personas.