El Programa Científico de la ESA da su apoyo a la misión de demostración tecnológica Proba-3

20-07-2017

La ESA por medio de su programa científico ha anunciado su apoyo a la misión de demostración tecnológica Proba-3 que observarán una región del Sol normalmente oculta gracias a dos satélites que volarán en formación alrededor del astro.

Proba-3
Ilustración de los satélites Proba-3. Copyright ESA-P. Carril (ESA)

 

Los dos satélites de Proba-3, cuyo lanzamiento está previsto para finales de 2020, revelarán detalles  de la corona que rodea al Sol y que suelen quedar ocultos por el propio brillo de la luz solar.

Proba-3 será principalmente una misión de demostración tecnológica que explorará las técnicas de vuelo en formación de precisión para que los futuros satélites que vuelen en grupo puedan llevar a cabo labores similares a las de una sola nave.

Esta misión también tiene un ambicioso objetivo científico, ya que suministrará datos científicamente útiles que ofrecerán a los científicos solares una ventana al segmento interior de la corona solar.

Corona solar vista durante eclipses terrestres. Copyright Wendy Carlos & Fred Espenak (ESA)
Corona solar vista durante eclipses terrestres. Copyright Wendy Carlos & Fred Espenak (ESA)

En la misión Proba-3 el disco del coronógrafo irá a bordo del otro satélite, que volará exactamente a 150 m de distancia, alineado con el Sol. De esta manera se abrirá la puerta a una nueva forma de ver las regiones dinámicas más cercanas a la superficie solar, donde nacen el viento solar y las erupciones denominadas ‘eyecciones de masa coronal’. Estas eyecciones son una de las principales fuentes de perturbaciones por meteorología espacial en la Tierra.

Según explica Andrei Zhukov, del Real Observatorio de Bélgica e investigador principal del coronógrafo de Proba “Estaba claro que resultaría muy beneficioso que esta misión recibiera el apoyo del Programa Científico. El entusiasmo se contagió por toda la comunidad de físicos solares. El Comité para el Programa Científico recibe consejo de sus comités asesores, compuestos por científicos de toda Europa que dan su respaldo de forma independiente y que recomendaron que Proba-3 recibiera apoyo al ser una ‘misión de oportunidad’. El funcionamiento del Centro de Operaciones científicas de Proba-3, que procesará y distribuirá datos científicos a los investigadores de toda Europa, estará financiado por el Programa Científico. Este centro estará ubicado aquí, en Bélgica, con contribuciones al flujo de procesamiento de datos por parte de Alemania, Polonia y Rumanía”.