El sector aeronáutico busca duplicar su facturación hasta el 1% del PIB en 2025

05-12-2018.-

El Ministerio de Industria y la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (TEDAE) han presentado este martes día 4 la Agenda Sectorial de la industria aeronáutica española hasta 2025. El principal objetivo marcado en esta agenda es duplicar su facturación hasta alcanzar el 1% del valor total del producto interior bruto (PIB) en 2025, frente al 0,77% actual.

duplicar su facturación Sector aeronáutico

El sector aeronáutico, en colaboración con el Ministerio de Industria, ha elaborado su agenda sectorial con la que responder a los retos de futuro. Se trata de la cuarta agenda industrial presentada, tras la de automoción, la del papel y la del cemento, de las trece que el Gobierno tiene previsto cerrar en los próximos meses en el marco del plan España Industrial 2030.

La agenda elaborada por TEDAE en estrecha colaboración con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo consiste en la hoja de ruta que diseña el mejor desarrollo futuro de la industria aeronáutica española.

Durante la presentación en un acto celebrado en el Ministerio y presidido por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, el presidente de TEDAE, Jaime de Rábago, señaló que las empresas aeronáuticas españolas se plantean como objetivo para 2025 duplicar la facturación para alcanzar el 1% del PIB. También son objetivos: aumentar las capacidades de integración, fortalecer el tejido industrial y consolidar las exportaciones, reforzar las capacidades y áreas tecnológicas de cara a futuros programas europeos, mejorar la coordinación de los actores del ámbito aeronáutico, alcanzar los niveles europeos de productividad, además de ayudar a la competitividad de los procesos de producción.

De Rábago apuntó que la industria aeronáutica española factura 8.947 millones de euros, una productividad 3,4 veces superior a la media nacional. Invierte en I+D+i un 10,5% de la facturación y representa el 7,1% del gasto en innovación tecnológica en todos los sectores españoles. A nivel exportaciones, éstas suponen el 81% de la facturación del sector y representan el 2,6% de todas las exportaciones nacionales. Y a nivel empleo, genera 108.000 puestos de trabajo directos e indirectos. También resaltó que su balanza fiscal (retorno al Estado vía impuestos) es del 10,3% sobre su volumen de negocio, lo que actualmente supone el 0,77% del PIB nacional. (Cifras del 2017)

El Gobierno, según indicó Maroto, está trabajando en el objetivo de fortalecer el peso del global de la industria (todos los sectores industriales) en la economía nacional que ahora se sitúa en el 16,4% del PIB para elevarlo al 20% en línea con las peticiones hechas desde la EU.

La ministra destacó que “el sector aeronáutico tiene, sin lugar a dudas, un carácter estratégico y tractor” y que España es la quinta potencia aeronáutica europea además de uno de los pocos países del mundo que son capaces de abarcar todo el ciclo completo de una aeronave. Y señalaba que “desde el ministerio trabajamos para que muy pronto podamos ver resultados concretos de su puesta en marcha, de la que estoy segura va a ser un éxito”.

Un Pacto de Estado

El presidente de la asociación de empresas aeronáuticas aseguró que “esta agenda sectorial supone el punto de partida en pro del progreso de uno de los sectores más pujante a nivel mundial”. Recordó que con un crecimiento anual del tráfico aéreo del 4,4% se prevé entregar más de 35.000 nuevos aviones nuevos en los próximos 20 años, lo que se supone un valor total de mercado de 4.645 billones de euros.

Pero según de Rábago, en un entorno “hipercompetitivo” como es éste, los países de nuestro entorno asignan importantes ayudas públicas a la investigación y la inversión, ya que reconocen a la industria aeronáutica como un sector prioritario. Así, en el Reino Unido, el Aerospace Techonology Institute cuenta con una dotación de 1.000 millones de libras para siete años; en Alemania, el Programa Nacional de Investigación Aeronáutica (LUFO), con 280 millones de euros al año en subvenciones; y en Francia éstas alcanzan los 1.000 millones para cinco años.

“Solo los mejores seguirán adelante y esto lo ha entendido muy bien Europa”, señalaba el presidente de TEDAE durante la presentación de la agenda. Por ello solicitó un pacto de Estado por la industria, “un pacto sólido y sin fisuras por la industria en general y por la aeronáutica en particular, pues es generador de bienestar y riqueza para la sociedad”, explicaba. A este último respecto recordó que durante la crisis la industria aeronáutica española duplicó su aportación al PIB industrial pasando del 2% en 2005 hasta el 4,7% en 2017.

La industria aeronáutica española necesitaría realizar inversiones por valor de algo más de 5.000 millones de euros hasta 2024.

Las medidas propuestas

TEDAE propone en su hoja de ruta una serie de medidas de impulso y apoyo institucional concretas: un programa de ayuda específico para el sector a largo plazo; modelos de financiación comparables a los de nuestros competidores europeos; desarrollo de formación basada en la excelencia y que incida en las competencias no académicas; participación activa en programas de digitalización e industria 4.0; así como la necesidad de coordinación con las administraciones.

agenda sectorial