Sensores aerotransportados, alternativa a la imagen satélite

Por: Redacción Hispaviación

A la hora de abordar la obtención de imágenes y la toma de datos para uso civil, policial o militar, no siempre se disponen de las capacidades que ofrecen los satélites. El auge de la demanda de este tipo de soluciones, unido a la limitación de los drones, hace que los sensores aerotransportados adquieran un protagonismo emergente pues se adaptan mejor a las necesidades de los usuarios.

Sensores aerotransportados

Una cámara fotográfica y fotogramétrica, es la evolución natural de las antiguas cámaras de película, aplicando las más modernas tecnologías en imágenes digitales. La principal ventaja de los sensores aerotransportados es que permiten realizar captura de datos desde grandes alturas y con extensas cuberturas de terreno. A diferencia de los satélites, que está limitado el uso a la disponibilidad horaria, el precio y las prioridades del propietario, aquí podemos decidir cuándo, dónde y con qué resolución podemos obtener el dato preciso que se necesita. En proceso posterior, la georreferenciación permite extraer la información útil de los datos obtenidos por los sensores fotogramétricos.

Vexcel 2

Las cámaras forogramétricas de gran formato se instalan en aeronaves de todos los tamaños, desde pequeños Cessna 172 hasta grandes aeronaves Casa 235 pasando por Turbojets. Su velocidad de disparo permite despreocuparse de la velocidad del avión y atender únicamente a la altura del vuelo, para obtener la resolución que se desea. Estas cámaras son configurables en cuanto al juego de lentes focales que utilizan. Por ejemplo, con una focal de 80 mm, se podría capturar resoluciones de 10 cm de GSD (tamaño de pixel en el terreno) volando a unos 2.000 metros de altura, mientras que con una focal de 210 mm, esta altura aumenta hasta más de 5.000 m.

Vexcel 3

Tanto para aplicaciones militares o de seguridad, en las que es importante ver y no ser visto, hasta para situaciones en las que por restricciones de tráfico aéreo es necesario volar alto, estas cámaras se adaptan con gran facilidad y ofrecen una solución óptima para cada aplicación y cada aeronave. La explotación y análisis de los datos fotogramétricos (imágenes, ortofotos, nubes de puntos, vectores, etc.) tiene numerosas aplicaciones como por ejemplo geología, usos del suelo, geografía o análisis de cambios. Infinidad de sensores pueden ser instalados en aeronaves tripuladas, como sensores, cámaras de vigilancia o cámaras térmicas.