Sesenta años del primer satélite espacial, el Sputnik 1

05-10-2017

El 4 de Octubre de 1957 fue lanzado el primer satélite que orbitaria la Tierra desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazakhstan, entonces conocido como el sitio 1/5 en la cordillera Tyuratam.

primer satélite sputnik 1

Los soviéticos habían planeado un satélite científico sofisticado, pero sentían que estaban bajo presión y con tiempo limitado, por lo que querían un lanzamiento lo antes posible, así que lo que lanzaron tenía sólo un juego de baterías, un transmisor y un interruptor activado por presión que podía decir a los controladores terrestres si la esfera de 58 centímetros de diámetro y de algo más de 81.6 kilos de peso, diseñada por Sergei Korolyov, había sido perforada por un micro-meteorito y había dejado de funcionar.

La URSS ya había estado planeando el lanzamiento de satélites desde enero de 1956, y los Estados Unidos desde un año antes, 1955. Ambos países planificaron que sus primeros lanzamientos se llevarían a cabo durante lo que se había denominado el Año Geofísico Internacional (IGY, por sus siglas en inglés), que tuvo lugar del 1 de julio de 1957 al 31 de diciembre de 1958.

El IGY tenía la intención de marcar un nuevo período de cooperación entre Estados Unidos, la URSS y otras naciones, pero ninguno de los anuncios de lanzamiento planeados recibió mucha atención hasta que la URSS lanzó el Sputnik 1 (“compañero de viaje” en ruso) y sorprendió al mundo.

En los Estados Unidos, el impacto fue en parte impulsado por la creencia de la superioridad tecnológica estadounidense, lo cual quedó en entredicho con este primer satélite.

sputnik1

Según Matt Bille, historiador y escritor, “Estados Unidos tenía una imagen de que los soviéticos eran tecnológicamente limitados, y mientras que los militares tenían parte de este sentimiento, el lanzamiento de un misil balístico intercontinental R7, les quitó de golpe esa sensación”.

Esta idea venía precedida del lanzamiento del primer misil balístico intercontinental por parte de los EEUU, meses antes del de la URSS, pero a raíz de este, el entonces presidente Dwight Eisenhower, comenzó a presionar para conseguir fondos para la educación científica en muchos niveles, desde la escuela primaria hasta la universidad, a través de la Ley de Educación de la Defensa Nacional firmada como ley en 1958.

En la lucha por demostrar que Estados Unidos podía mantenerse a la cabeza tecnológicamente, nació la carrera espacial, y con el anuncio de John F. Kennedy de que Estados Unidos iba a intentar enviar a un hombre a la luna y traerlo de vuelta, el envite estaba servido.

Aunque los soviéticos no pudieron lanzar la carga útil científica más ambiciosa que pretendían, los pitidos emitidos por el equipo de radio del satélite podían ser captados por radio aficionados y cualquiera podía escucharlos, probablemente porque el Sputnik terminó orbitando a unos 500 km de altura menos de lo que estaba diseñado en principio.

Ingenieros instalan una antena en Chicago para poder recibir las señales del Sputnik 1
Ingenieros instalan una antena en Chicago para poder recibir las señales del Sputnik 1

El Sputnik orbitó la Tierra durante 21 días antes de finalizar su misión y cambiar la concepción del espacio para todo el mundo.