Signallia, Aerojetway e Iberia Handling: la solución a los imprevistos del aeropuerto de Tenerife Sur

Por: Liam Alexandra Aronow

El pasado 27 de junio 2017 el aeropuerto de Tenerife Sur tuvo que permanecer cerrado cinco horas y media a consecuencia de la rueda de un avión procedente de Manchester, que reventó al realizar este la maniobra de aterrizaje en pista. Lo ocurrido ese día es uno de los imprevistos que los aeropuertos deben gestionar de manera inmediata para reducir en la medida de lo posible la obstaculización del tráfico aéreo, y en consecuencia las pérdidas económicas para las compañías aéreas y el impacto negativo sobre el turismo. En el caso del Reina Sofía, al disponer únicamente de una pista, se paralizaron las operaciones y un total de 24 vuelos tuvieron que ser desviados. Veinte a Gran Canaria, tres al aeropuerto Los Rodeos de Tenerife norte y uno a Lanzarote.

Aeropuerto Tenerife Sur

Ya sea por un problema vinculado a cuestiones mecánicas, climáticas o de cualquier otro tipo, los desvíos y cancelaciones de vuelos suponen poner en marcha un plan operativo de crisis en el que participan, en cadena, distintas entidades y empresas. Desde los propios Enaire y Aena hasta los hoteles en los que alojar a los pasajeros -si llegara el caso de esta necesidad-, pasando por el proveedor de asistencia en el aeropuerto afectado y la empresa intermediaria que soluciona la disposición de los pasajeros en distintos hoteles.

En concreto en el proceso de acomodar a los pasajeros afectados en distintos hoteles, durante el incidente del aeropuerto de Tenerife Sur, intervinieron: Iberia Handling (uno de los principales gestores del Reina Sofía) a través de otra empresa de representación local y supervisión de handling de compañías aéreas, Aerojetway, que para prever este tipo de situaciones tiene los contratos con empresas hoteleras, las cuales intervienen a su vez a través de sus propios proveedores de distribución hotelera, siendo Signallia uno de los principales en Tenerife.

Con una media de 3 a 5 vuelos “overnighters” al mes en Tenerife, el papel de empresas como Aerojetway y Signallia es fundamental para minimizar el impacto negativo que puedan tener sobre el turismo, la imagen de la isla como destino de vacaciones y de la propia compañía aérea. (el término “overnighter” hace referencia a aquellos viajeros cuyos vuelos de retorno han sido cancelados o retrasados y que sin disponer de alojamiento han de permanecer en la isla al menos una noche).

Hay que tener en cuenta que cuando se dan este tipo de acontecimientos, y más tratándose de un mes y un destino tan turísticos como son junio y Tenerife, muchos de los hoteles no están preparados para asumir esta carga adicional de pasajeros en el último momento y sin una planificación previa. Pero para otros hoteleros, en cambio supone la oportunidad de cubrir habitaciones vacías. Estas empresas con su infraestructura hacen posible que en el caso de una crisis como la del 27 de junio, se pudieran acomodar y ofrecer cena y desayuno a más de 700 personas de manera inmediata.

terminal Tenerife Sur

Debido a la efectividad del conjunto formado por Signallia, Aerojetway e Iberia Handling a la hora de ofrecer soluciones frente a estas contrariedades, se está negociando la manera de trasladar estos servicios a otros aeropuertos. Porque hay que tener en cuenta que su actuación se enmarca en que cada año las cifras de turistas en el archipiélago canario siguen aumentando. Y en 2017 hasta julio, después de Cataluña (11.640.554 viajeros) y Madrid (6.933.661), las Islas Canarias es la tercera región que mayor número de turistas (nacionales y extranjeros) ha recibido (5.616.747 viajeros, según datos de la encuesta de ocupación hotelera del INE). De alguna manera, una buena coordinación y rápida actuación de este pull de empresas evita que las indeseables cancelaciones y overnighters se conviertan en un lastre para las cifras de turistas recibidos.