Soluciones para evitar accidentes aéreos

LA GACETA. 18-03-2014

La gente todavía tiene miedo de volar porque no se trata solo de la probabilidad de una catástrofe, sino de la posibilidad de sobrevivir.

La desaparición del Вoeing 777 que realizaba el vuelo de Kuala Lumpur a Pekín ya ha entrado en la historia de los accidentes aéreos más misteriosos. Sin embargo, según las estadísticas, los aviones siguen siendo el modo de transporte  más seguro del mundo. A pesar de eso la gente todavía tiene miedo de volar porque no se trata solo de la probabilidad de una catástrofe, sino de la posibilidad de sobrevivir.

Por lo tanto, los ingenieros de aviación civil se dedican a idear cómo se puede salvar a los pasajeros y minimizar los daños.

El geólogo marino y modelador de situaciones meteorológicas extremas Konstantín Ranks presentó en el portal ruso Slon algunos problemas comunes y sus soluciones, reales y potenciales.

hudson
Foto: Amerizaje del 320 de US Airways en el Rio Hudson en NY

Combustibles no inflamables

Para evitar incendios por la destrucción de los depósitos de combustible, el inventor moldavo Alexánder Balan propone cambiar las propiedades químicas de los combustibles y su estado de agregación. Sugiere añadir en los tanques un reactivo especial que convertirá el líquido en un polvo no inflamable. Si esta innovación se convierte en realidad, todos los aviones podrán instalar el sistema de Balan.

Nuevos materiales

Desde la década de 1930 los ingenieros calculan la resistencia de los materiales para reducir la siniestralidad. Sin embargo, con el aumento del tamaño de los aviones reapareció el riesgo de la destrucción repentina de la aeronave. Los científicos están desarrollando nuevos materiales que contienen microcápsulas con materias aglutinantes. En el caso de la aparición de las microgrietas, estas cápsulas rellenarán la grieta y la cubrirán.

Colocar paracaídas

Una idea lógica a primera vista —proveer de paracaídas a los aviones— es problemática por el aumento del peso que supone. Los paracaídas no van a salvar a los pasajeros durante el despegue o el aterrizaje. Y tampoco van a ayudar en el caso de una explosión fuerte o de una colisión de aviones.

Mejor ‘en turista’

Como bromean los aviadores, no es la caída lo que mata, sino el encuentro con el suelo. Por lo tanto, los pasajeros sentados en la parte trasera del avión tienen muchas más probabilidades de sobrevivir que los pasajeros de primera clase. Los pasajeros de la cubierta superior también tienen más posibilidades de salir con vida. La postura también es de gran importancia: lo mejor es sentarse ‘de espaldas’ a la dirección de movimiento.

Mayor calidad aerodinámica

Los aviones del futuro se parecerán a los planeadores deportivos actuales pero con motor, cree Ranks. La calidad aerodinámica está en constante mejora, lo que ayudó al avión A320 a aterrizar en el río Hudson en Nueva York en 2009 con los motores parados.

Control remoto

En el siglo XXI apareció una manera revolucionaria para enfrentarse a los secuestros: el control remoto del avión. En Europa este proyecto es conocido como SOFIA. El sistema permitirá tomar el control de la aeronave desde tierra. En este caso se puede controlar el avión como un drone.