Thales presenta cuatro proyectos de transformación digital

En el compromiso por liderar la transformación digital, Thales ha presentado los cuatro proyectos sobre los que construir nuevas soluciones tecnológicas. El reto de la compañía es desarrollar productos que estén impulsados por datos, que sean sistemas autónomos y que se enmarquen en tecnología inmersiva. Su objetivo es responder a los problemas que surgen en las plataformas y las infraestructuras de los sectores de aeronáutica, espacio, transporte terrestre, defensa y seguridad.

 

Thales presenta cuatro proyectos de transformación digital

 

Todos estos sectores implican operaciones en entornos críticos y toma de decisiones en tiempo real. Además, necesitan de enfoques globales y de estar abiertos a las posibilidades de crecimiento. Al ser plataformas cada vez más interconectadas, significa que son más vulnerables, y no únicamente por motivos de intrusión. Con una inversión de 7.000 millones de euros, los cuatro pilares tecnológicos que la compañía va a desarrollar son ciberseguridad, big-data, conectividad e inteligencia artificial (IA).

Aquellos que hacen que el mundo avance confían en Thales. Nuestros clientes vienen a nosotros con grandes ambiciones: construir un mundo mejor y más seguro”. Con esta afirmación, Jesús Sanchez Bargos, el presidente de Thales España y su equipo mostraron un laboratorio gigante de I+D, todo un conjunto de innovaciones que van desde trenes autónomos, gestión del tráfico aéreo y cabinas de aviación conectadas, hasta protección de datos personales, seguridad para transacciones bancarias, e incluso la futura misión de Marte 2020.

 

Jesús Sanchez Bargos - Presidente Thales España)
Jesús Sanchez Bargos – Presidente Thales España)

 

Transporte aéreo

En cuanto a las soluciones para el transporte aéreo, los retos se orientan a lograr cabinas conectadas compartiendo datos en tiempo real para optimizar el vuelo, las rutas, y facilitar las labores a los pilotos. La conectividad de aplica también a la tripulación y al mantenimiento, maximizando servicios y mantenimiento para permitir el monitoreo MRO en tiempo real del estado de las aeronaves y garantizar la máxima disponibilidad del servicio, lo que beneficiará a agilizar tiempos y recursos. Para los pasajeros, la conectividad en vuelo pretende integrar internet de banda ancha y logra una experiencia “at-home” o estar en casa en el aire, lo que transformará de forma definitiva la ocupación del tiempo en el vuelo y será un valor añadido significativo de las compañías aéreas.

Centros de control operacional

La plataforma digital aplicada al transporte se centra en nuevos centros de control operacional ‘inteligentes’ o centros de gestión de tráfico avanzado. Los productos son NAIA para análisis masivo de flujo de viajeros, y TIRIS para el mantenimiento predictivo en la nube que proporciona inteligencia de operaciones y mantenimiento a los clientes. Estas dos soluciones digitales recurren a la inteligencia artificial y al big-data para analizar en tiempo real la gran cantidad de datos generados por sensores en plataformas y equipos conectados, y de equipos externos geográficos y climatológicos. Por su parte, la aplicación DIVA es un nuevo concepto de análisis de video, diseñado específicamente para vigilancia de los sistemas de transporte.

PredEx, prediction experience

Dentro del sector aeroespacial, se presentó PredEx (prediction experience), una solución basada en inteligencia artificial para ayudar a los operadores a predecir el tráfico de la red, prevenir la congestión y establecer una respuesta a eventos antes de que sucedan.

PredEx

La aplicación de tecnologías de deep learning sobre un conjunto de imágenes por satélite, permite la detección automática de objetos en estas imágenes. Esto da respuesta a múltiples productos, aplicaciones y casos de uso, y para proporcionar resultados más adecuados se considera la integración y el análisis de otras fuentes de datos complementarias, como redes sociales o predicciones meteorológicas. En cuanto a drones o UAVs, la principal prioridad de transformación digital se orienta a la integración perfecta en el tráfico aéreo de baja altitud.

Aplicaciones de inteligencia artificial

En el mundo de la inteligencia artificial (IA), Thales se encuentra en una posición única, dada su participación en campos en los que hay vidas humanas en juego, como es el sector aeronáutico. El mayor desafío es comprender los mecanismos detrás de los desarrollos de la inteligencia artificial, al mismo tiempo que se analizan los comportamientos humanos cuando las personas interactúan con estos nuevos sistemas. La inteligencia artificial traerá avances que sirven a los intereses de las personas, pero de ninguna manera debe minar o reemplazar a las personas, que necesitan poder tomar acciones conscientes en cada momento decisivo. El progreso en la IA debe tratar de lograr una armonía cada vez más estrecha entre las personas y las máquinas (aviones, plataformas, sistemas), para que los humanos puedan concentrarse en lo que los hace humanos.

En la representación de los proyectos Ana Romera, directora de Innovación, afirmó que “actualmente es muy difícil explicar por qué un algoritmo IA ha tomado una decisión particular, aunque afortunadamente los errores no son muy usuales. Lo primero que debemos hacer es hacer que la IA sea explicable, y poder demostrar después del hecho por qué un algoritmo ha cometido un error. La siguiente etapa es que sea certificable, que sea capaz de validar un programa de software de IA de la forma en que actualmente verificamos el software de gestión de la misión de una aeronave”. La compañía espera poder alcanzar este objetivo en un plazo de cinco a diez años.

Ana Romera - Directora de Innovación Thales España
Ana Romera – Directora de Innovación Thales España