Volotea incorporará cuatro aviones Airbus y llegará a los 19 aviones en su flota tras retirar los B-717

23-02-2021

Volotea comenzó a incorporar Airbus A319 en 2016 tras optar por sustituir los Boeing por aviones de fuselaje estrecho usados del fabricante europeo. La compañía afirma que su objetivo inicial era completar la renovación en 2023.

A319  volotea

La compañía ha completado la retirada de 14 717 y los ha sustituido por 15 aviones de la familia A320, teniendo flexibilidad para añadir cuatro más de este tipo si la demanda lo justifica.

Aunque el tráfico se ha visto afectado por la pandemia, el número de pasajeros y la capacidad de Volotea se redujeron a menos de la mitad en 2020 gracias a los buenos resultados del tercer trimestre. La aerolínea con sede en Barcelona, que manejó 3,8 millones de pasajeros el año pasado, opera principalmente en los mercados francés, italiano y español.

El presidente de Volotea, Carlos Muñoz, ha explicado «Estamos muy orgullosos de pasar a una flota 100% Airbus. Como aerolínea europea, estamos muy contentos de poder contar con Airbus como socio a largo plazo para nuestra flota. Seguiremos creciendo gracias a nuestra estrategia de conectar pequeñas y medianas ciudades europeas entre sí con un modelo de avión más moderno y competitivo, el Airbus A320, que ofrece unos costes operativos un 20-25% más bajos que [nuestros] anteriores Boeing 717. Esta mayor competitividad será muy necesaria en el contexto post-Covid de los próximos años, donde es probable que haya menos demanda. Este cambio también nos permitirá estar en la mejor posición para aprovechar con antelación las nuevas grandes oportunidades, como la creada en España, a través de la adquisición de Air Europa por parte de Iberia [matriz de IAG] y en Francia, donde está en marcha la reestructuración del mercado regional.»

En virtud de un acuerdo provisional alcanzado con IAG antes de la crisis, Volotea debía abrir al menos dos, y hasta cuatro, bases en España para captar rutas a través de franjas horarias transferidas de Iberia o Air Europa como mitigación para conseguir la aprobación de la competencia. IAG congeló esa adquisición el año pasado pero, tras acordar nuevos términos, espera cerrar la compra en la segunda mitad de 2021.