Aerolíneas estadounidenses se unen a una asociación de combustibles de aviación sostenibles (SAF)

12-11-2021

Como parte de los esfuerzos para impulsar la producción y la adopción de estos combustibles sostenibles, aerolíneas estadounidenses se han asociado para conseguir este tipo de combustible en sus vuelos.

combustibles de aviación sostenibles (SAF)

Amazon Air, Alaska Airlines, JetBlue (JBLU) y United Airlines son los miembros fundadores del nuevo Grupo de Aviadores de la Alianza de Compradores de Aviación Sostenible (SABA). La medida se anunció el 10 de noviembre de 2021 en la cumbre sobre el cambio climático COP26 celebrada en Glasgow.

Muchas compañías aéreas están recurriendo al uso de SAF para alimentar parcialmente los vuelos como forma de reducir las emisiones nocivas de CO2 en el marco de los crecientes esfuerzos para hacer frente al cambio climático.

Sin embargo, el SAF es caro y sólo está disponible en cantidades limitadas.

Ben Minicucci, director general de Alaska Airlines, ha declarado, “Los combustibles de aviación sostenibles son fundamentales para la descarbonización de la aviación y para que Alaska alcance el objetivo de cero emisiones en 2040. Pero la producción y el suministro aún no están donde nuestra industria necesita. Por eso es fundamental que trabajemos juntos para construir un mercado sólido para el SAF.”

Según SABA, la aviación mundial representa alrededor del 3% de las emisiones de CO2 y se espera que esa cifra aumente a medida que crezca la demanda de viajes. En la actualidad, el SAF representa menos del 0,1% del combustible de aviación mundial, debido a la insuficiente demanda y a las barreras de coste. El nuevo Grupo de Aviadores permite a SABA enviar una señal de demanda aún más fuerte para impulsar una mayor producción de SAF, la reducción de precios y la innovación tecnológica.

SABA, una iniciativa de las organizaciones sin ánimo de lucro RMI y Environmental Defense Fund (EDF), fue lanzada en abril de 2021 para reunir a los clientes de la aviación comprometidos con la reducción de sus emisiones de transporte aéreo a través de la inversión en SAF de alta integridad.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha pronosticado que la producción de SAF alcanzará los 7.900 millones de litros en 2025, lo que equivale a apenas el 2% de las necesidades totales de combustible del sector aéreo.