Archer recibe la aprobación de las normas de certificación de la FAA

13-09-2021

Archer ha anunciado que el documento de emisión G-1 que había presentado previamente a la FAA, en el que se establecen los requisitos de aeronavegabilidad y medioambientales necesarios para conseguir la certificación de tipo de la FAA, ha sido aprobado y firmado, lo que permite a Archer avanzar en su objetivo de obtener una certificación de tipo de la FAA para su avión eVTOL.

Archer

La base de la certificación G-1 se basa en las normas de certificación de la FAA contenidas en el 14 C.F.R. Parte 23. Con la parte 23 como base, la base de certificación G-1 establece las normas específicas de aeronavegabilidad y las normas medioambientales necesarias para la certificación de tipo de la FAA.

Con estos requisitos ya establecidos, Archer puede centrarse en finalizar su documento de emisión G-2 con la FAA, que establecerá los medios de cumplimiento para satisfacer los requisitos establecidos en el documento de emisión G-1. Archer ha estado trabajando en los medios de cumplimiento para el documento de emisión G-2 con la FAA desde principios de este año, así como en las pruebas y métodos necesarios para demostrar la seguridad y el cumplimiento de nuestras aeronaves.

Archer se ha centrado en asegurar que sus decisiones de diseño, ingeniería y negocio se alineen con lo que considera necesario para diseñar y desarrollar un avión que cumpla con los rigurosos estándares de seguridad de la FAA y lograr la Certificación de Tipo de la FAA lo antes posible.

El jefe de certificación de Archer, Eric Wright, ha declarado “Estamos ciertamente orgullosos de haber alcanzado este hito histórico para Archer. La obtención de la base de certificación G-1 es un paso importante hacia el objetivo de Archer y del sector de los eVTOL de cambiar la forma en que las personas se desplazan por los entornos urbanos. Es un momento emocionante para formar parte de la industria de la aviación mientras trabajamos para electrificar los cielos, y esperamos seguir colaborando con la FAA para revolucionar el transporte de aeronaves.”

Por su parte, Adam Goldstein, cofundador y codirector general de Archer, ha dicho “Nuestro equipo es pragmático y realista en cuanto a los pasos para lanzar nuestra red de movilidad aérea urbana. La aeronave es sólo una parte del negocio que Archer está construyendo, y nunca perderemos de vista ese objetivo final”