Eastern Airlines monta una división de carga aérea con B-777 reconvertidos

12-11-2021

A lo largo de su historia, Eastern Airlines se convirtió en una marca icónica, ya que fue pionera en conceptos como el transporte de pasajeros de Nueva York a Washington, pero la carga no ha sido uno de sus principales objetivos, al menos hasta ahora en que la compañía se dispone a abrir un nuevo camino en el negocio de la carga aérea.

La compañía ha adquirido 35 aviones de pasajeros B-777 para convertirlos en cargueros eliminando los asientos y las cocinas para utilizar la cabina para la carga, pero no reforzará el suelo ni reconstruirá la caja del ala para soportar cargas pesadas en la cubierta principal. Y tampoco va a instalar una nueva puerta de carga lateral.

Steve Harfst, director general de Eastern, ha dicho, “El rápido auge del comercio electrónico ha acelerado la tendencia a maximizar la capacidad en función del volumen en lugar del peso, y ha abierto la puerta a un tipo de carguero con menor capacidad de carga útil pero con un amplio volumen para paquetes. Nos centramos principalmente en el mercado del comercio electrónico, que es una carga de baja densidad. Ese mercado está creciendo lo suficientemente rápido como para que podamos segmentarlo y concentrarnos en él. La carga exprés no necesita cambios estructurales como la sustitución del suelo. ¿Por qué cobrar a los clientes por una capacidad que no necesitan?”

Un B777 puede soportar unas 45 toneladas en su cubierta principal, que resulta ser la capacidad de carga del suelo, y la bodega ofrece una capacidad de carga significativa, que va desde las 55 toneladas hasta las 75 toneladas de carga. El uso de aviones de pasajeros para vuelos de carga ha sido un acto de equilibrio para las aerolíneas, ya que la economía operativa se traduce en márgenes bastante estrechos. Un avión de carga de clase E tiene esencialmente las mismas características de rendimiento, pero un menor peso en vacío operativo, ya que se han eliminado los asientos y las cocinas. Al aprovechar al máximo la cubierta principal, el avión puede transportar el triple de volumen que un preighter. En combinación con una base de activos de menor coste y unos costes de conversión relativamente bajos, esto ofrece una economía bastante potente.”

Harfst señala, “Si nos fijamos en los precios de la recesión de 2008/2009, todavía podemos ser rentables. El concepto no sólo funciona en un entorno de tarifas altas.”