El 65º Escuadrón de Agresores (AGRS) de la Base Aérea de Nellis volará con F-35A

16-06-2022

La USAF inició su programa Aggressor en 1972, en plena guerra de Vietnam, para ensayar tácticas de combate aire-aire. La US Navy lanzó su programa equivalente en 1969, entonces llamado Fighter Weapons School, pero ahora conocido como Strike Fighter Tactics Instructor programme o más comúnmente “Top Gun”.

65 Escuadrón de Agresores
Uno de los F-35 de ADAIR pintado con un patrón de camuflaje gris similar al utilizado por la aviación china. Foto: US Air Force/Airman 1st Class Josey Blades

La Fuerza Aérea de EE.UU. pone en marcha un escuadrón de F-35 con pintura china para que los pilotos de la USAF vuelen contra el caza de quinta generación más avanzado del mundo en misiones de entrenamiento que replicarán las tácticas del caza de quinta generación Chengdu J-20 Mighty Dragon operado por la República Popular China (RPC).

Los F-35A pertenecen al 65º Escuadrón de Agresores (AGRS) en la Base Aérea de Nellis, a las afueras de Las Vegas (Nevada), y son los encargados de realizar funciones de adversario aéreo (ADAIR), volando misiones de combate simuladas contra pilotos de la USAF.

El comandante del Mando de Combate Aéreo de la USAF, el general Mark Kelly, ha afirmado, “Debido a la creciente amenaza que supone el desarrollo de cazas de quinta y sexta generación de la RPC, debemos utilizar una parte de nuestros aviones diarios de quinta generación hoy en día… para replicar las capacidades de quinta generación del adversario. Precisamente porque tenemos esta amenaza creíble, cuando reproducimos a un adversario de quinta generación, hay que hacerlo de forma profesional.”

Tradicionalmente, Aggressor y Top Gun han intentado simular las capacidades e incluso la apariencia de los aviones enemigos. Los pilotos de ADAIR adoptaron las tácticas soviéticas y pintaron sus aviones con marcas y patrones de color de estilo soviético. Las fotos del F-35 con marcas de estilo J-20 indican que esa práctica sigue en uso, aunque cambiada para centrarse en la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (PLAAF).

La USAF señala que la capacidad de la PLAAF, que según el directorio de Fuerzas Aéreas Mundiales de FlightGlobal 2022 cuenta con 19 J-20 de quinta generación, supera con creces la de sus anteriores adversarios.

Eso llevó a la decisión de la USAF en 2019 de reactivar el 65º AGRS con F-35 para “mejorar el entrenamiento para el desarrollo de tácticas de cazas de quinta generación, el entrenamiento avanzado de grandes fuerzas y el apoyo a las pruebas operativas.”

El escuadrón había sido desactivado en 2015 debido a los recortes presupuestarios. Anteriormente volaba el Lockheed F-16 Fighting Falcon.