El C295 Flight Test Bed 2 de Airbus realiza su primer vuelo

28-01-2022

Airbus ha anunciado que el demostrador tecnológico C295 FTB2 ha realizado con éxito su primer vuelo desde la FAL de Sevilla. El avión, comenzará ahora una serie de vuelos para probar la nueva ala semimórfica y evaluará también, un nuevo sistema de control de vuelo así como una antena SatCom integrada en el fuselaje del avión.

Airbus C295 Flight Test Bed 2 (FTB2),

Airbus está utilizando el avión como banco de pruebas para el proyecto europeo Clean Sky 2 (CS2) y el programa de investigación e innovación de la UE Horizonte 2020.

Francisco Javier Sánchez Segura, Vicepresidente Ejecutivo de Ingeniería de Airbus Defence and Space, ha dicho en un comunicado, “El primer vuelo del C295 FTB2 es un hito clave que representa un importante paso adelante en el programa, tras la exitosa integración de las nuevas aeroestructuras, el encendido y las pruebas en tierra. Hace unos años, este programa era sólo un sueño de un futuro más sostenible para la aviación. Hoy estamos en la fase final y por fin lo hemos hecho volar”

Las principales modificaciones del demostrador en vuelo C295 incluyen un nuevo ala semimórfica de alta eficiencia. Además, según el fabricante de aviones, un innovador sistema de control de vuelo para las superficies de control primarias es capaz de ajustarlas en vuelo. Esto aprovecha los sistemas de control digital para optimizar la forma aerodinámica del ala en vuelo.

Airbus también ha rediseñado un nuevo flap multifuncional que incluye pestañas en el borde de fuga controladas por actuadores electromecánicos. El avión de pruebas también cuenta con nuevos winglets dinámicos y, como ya se ha mencionado, una antena plana de SatCom integrada en el fuselaje

El fabricante también ha cambiado el método de montaje convencional de las costillas para el nuevo winglet por medio de la utilización de material compuesto, utilizando una caja de torsión integrada de varias piezas, así como métodos sin plantilla para el montaje de los flaps y los alerones.

Las modificaciones y tecnologías aplicadas en el programa FTB2 pretenden reducir el ruido (un 45% menos durante el despegue) y las emisiones de CO2 (hasta un 43%), así como de NOx (70%).