El caza Checkmate de Sukhoi se presenta en la feria aérea MAKS

21-07-2021

Rusia ha presentado el Sukhoi Checkmate, un nuevo caza de quinta generación destinado a complementar al Su-57 y conquistar el mercado internacional.

Checkmate de Sukhoi

Un modelo a escala real del avión fue presentada durante la inauguración del salón aéreo MAKS en Moscú.

Yuri Slyusar, director general de United Aircraft Corporation (UAC), explicó que “Llevamos trabajando en el proyecto algo más de un año. Un ciclo de desarrollo tan rápido sólo ha sido posible con la ayuda de tecnologías informáticas avanzadas y pruebas virtuales”

Según el fabricante, el avión ya está preparado para las pruebas, lo que puede significar que un prototipo está fabricado o se va a preparar en un futuro próximo. No se revelaron más datos sobre los plazos, aunque los medios de comunicación rusos informan de que está previsto realizar el vuelo inaugural en 2023 y comenzar las entregas en 2026. El avión tampoco ha sido adquirido por el ejército ruso, lo que explica la falta de un número de modelo. Slyusar explicó que el desarrollo fue una iniciativa de Rostec, con fondos propios de la empresa.

El Checkmate será un avión de combate supersónico monomotor de quinta generación con características furtivas, bahías de armas internas y capacidad de despegue corto. Según Rostec, la velocidad máxima del avión es de Mach 1,8, el alcance es de 2.800 kilómetros (1.740 millas) y la capacidad de carga útil es de 7.400 kilogramos (16.300 libras).

El fabricante también afirma que el jet está equipado con un sistema avanzado de inteligencia artificial que actúa como “copiloto”, así como que presenta una gran modularidad, por lo que puede desarrollarse fácilmente en diferentes versiones, como biplaza y no tripulado, en función de las necesidades de un cliente.

Lo más probable es que el avión esté propulsado por el llamado Izdelye 30, un próximo motor turbofán que está desarrollando actualmente Saturn, una filial de la empresa rusa United Engine Corporation. La producción en serie del Izdelye 30 está prevista para mediados de la década de 2020.

La nueva aeronave ha sido el centro de una intensa campaña publicitaria, con numerosos tráileres y tuits crípticos publicados por Rostec y sus filiales a lo largo de la última semana. Se ha especulado que el avión podría ser fabricado por MiG en lugar de Sukhoi, o que su designación será Su-75, según el número de fuselaje visto en la maqueta. Según Slyusar, el “75” fue seleccionado como un “57” invertido, mostrando el papel suplementario del avión (en relación con el Su-57), así como porque el 7 y el 5 son números de la suerte para Sukhoi.

Según Slyusar, se espera que el avión sea adquirido por Estados asiáticos, de Oriente Medio, africanos, europeos y latinoamericanos que busquen una alternativa asequible a los cazas monomotores de quinta generación existentes. El análisis de mercado de Rostec muestra que pueden fabricarse y venderse 300 de estos aviones, dijo el director general de Rostec, aunque de momento no se ha iniciado ninguna negociación.

Rostec es un conglomerado estatal que controla gran parte de la industria aeronáutica del país, incluida United Aircraft Corporation (UAC) y sus filiales Sukhoi, MiG y otras.

Tal y como se ha anunciado, se espera que el Checkmate sea una alternativa más ligera y asequible al Sukhoi Su-57 Felon, el primer avión de combate de quinta generación de Rusia que se entregó por primera vez a las Fuerzas Aéreas rusas a finales de 2020.

El esquema de desplegar un avión de combate más pesado en menor número y complementarlo con un modelo diferente y más ligero fue ampliamente empleado en la generación anterior. Un dúo de Su-27 y MiG-29 componía el grueso de la flota de aviones de combate soviéticos y posteriormente rusos, mientras que las Fuerzas Aéreas de EE.UU. empleaban el McDonnell Douglas F-15 y el General Dynamics F-16 de forma similar.

Los últimos cazas de quinta generación parecen seguir en cierta medida este patrón. El Lockheed Martin F-35 Lightning II fue concebido como un homólogo monomotor del Lockheed Martin F-22 Raptor, con el que a menudo se compara el Su-57. Del mismo modo, se espera que se adopte el Shenyang FC-31 Gyrfalcon para complementar al más pesado Chengdu J-20 Mighty Dragon.

En el mercado internacional, el Checkmate está destinado a competir con el F-35 y el FC-31, así como con varios cazas de quinta generación de próxima aparición, como el HAL AMCA indio. Cuando se le pidió que comparara el nuevo avión con el F-35, Sliusar dijo que el Checkmate es más sigiloso, además de demostrar un “enfoque ruso” al problema de desarrollar un caza de quinta generación.