El NSTF en Reino Unido llevará a cabo la primera campaña de pruebas del satélite FLEX

18-12-2023

Thales Alenia Space ha seleccionado al National Satellite Test Facility (NSTF) del instituto de investigaciones RAL Space, en el condado de Oxfordshire (Reino Unido), para la primera campaña completa de ensamblaje, integración y pruebas (AIT) del satélite FLEX (FLuorescence EXplorer) de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El satélite FLEX se utilizará para cartografiar la fluorescencia de la vegetación terrestre, lo que permitirá comprender mejor el estado de la Tierra y la productividad vegetal a escala mundial. Como contratista principal, Thales Alenia Space liderará la campaña de AIT de la plataforma del satélite prevista para 2025, tras la recepción del innovador instrumento FLORIS (Fluorescence Imaging Spectrometer). Este espectrómetro generador de imágenes de alta resolución desarrollado por Leonardo cartografiará la fluorescencia de la vegetación terrestre para cuantificar la actividad fotosintética.

“Es un placer para nosotros liderar la primera campaña de pruebas del satélite FLEX de la ESA en el National Satellite Test Facility. Esta actividad se suma a la campaña de AIT del satélite MicroCarb que hemos efectuado satisfactoriamente para las agencias espaciales británica y francesa como parte de la primera misión europea de medición del CO2 atmosférico”, declaró Andrew Stanniland, CEO de Thales Alenia Space en el Reino Unido.

Matt Fletcher, responsable de las pruebas medioambientales dentro del NSTF, añadió: “FLEX es una misión apasionante y estamos encantados de poder apoyar a Thales Alenia Space y a la ESA en el ensamblaje y las pruebas de este satélite. El National Satellite Test Facility se construyó especialmente para este tipo de proyectos ambiciosos, estamos deseando poner a prueba el satélite FLEX y prepararlo para afrontar las condiciones rigurosas que imperan en el espacio”.

La información recogida por FLEX ampliará nuestro conocimiento sobre la circulación del carbono entre las plantas y la atmósfera, y sobre los efectos de la fotosíntesis en los ciclos del carbono y del agua. Esta misión de monitoreo fitosanitario es de suma importancia en la actualidad, dado que el crecimiento demográfico mundial requiere que se produzcan cada día más alimentos, no solo para el ser humano, sino también para los animales. Se estima que la producción agrícola aumentará en más del 50 % de aquí a 2050 para satisfacer la demanda mundial. Por tanto, comprender la salud y la productividad de las plantas es determinante para la gestión de los recursos.

El satélite FLEX orbitará en tándem con uno de los satélites Sentinel-3 (parte del programa europeo Copernicus), también construidos por Thales Alenia Space, y se beneficiará de los sensores térmicos y ópticos de Sentinel-3 para proporcionar un conjunto integrado de datos para evaluar la salud de las plantas.