La SpaceShipTwo de Virgin Galactic, lleva a Richard Branson, al borde del espacio

11-07-2021

El vehículo suborbital SpaceShipTwo ha realizado otro vuelo al borde del espacio en el que Richard Branson y otras cinco personas han tenido la oportunidad de ser los primeros en experimentar la gravedad cero durante unos minutos antes de regresar a su base, el Spaceport America, en el desierto del sur de Nuevo México.

El vehículo SpaceShipTwo, bautizado como VSS Unity, despegó desde Spaceport America, en el desierto del sur de Nuevo México, a las 10:40 horas del este, acoplado a su avión WhiteKnightTwo. El despegue se retrasó 90 minutos debido a las condiciones meteorológicas de la noche, que ralentizaron los preparativos del lanzamiento. Los vehículos volaron hasta una altitud de unos 13.700 metros antes de que el WhiteKnightTwo soltara el Unity a las 11:25 del este.

A continuación, Unity encendió su motor cohete híbrido para una combustión de 60 segundos. El avión espacial suborbital voló hasta una altitud de 85,9 kilómetros y luego planeó de vuelta a la Tierra, aterrizando en la pista del puerto espacial a las 11:38 horas del este para completar lo que la compañía llamó la misión “Unity 22”.

El vehículo fue pilotado por Dave Mackay y Mike Masucci, que anteriormente volaron en el segundo vuelo de SpaceShipTwo al espacio en febrero de 2019. Mackay también pilotó Unity en su anterior vuelo desde Spaceport America el 22 de mayo.

Por primera vez, Virgin Galactic voló con cuatro personas en la cabina del vehículo, además de los dos pilotos. Beth Moses, jefa de instructores de astronautas de la compañía que voló con Mackay y Masucci en 2019, actuó como directora de pruebas para las actividades de la cabina. Colin Bennett, ingeniero jefe de operaciones de Virgin Galactic, evaluó el equipo y los procedimientos de la cabina. Sirisha Bandla, vicepresidenta de asuntos gubernamentales y operaciones de investigación en Virgin Galactic, evaluó la capacidad de hacer investigación atendida por humanos mediante la realización de un experimento con plantas de la Universidad de Florida organizado a través del programa de oportunidades de vuelo de la NASA.

la persona del vuelo que más llamó la atención fue el fundador de Virgin Galactic, Richard Branson, apodado “Astronauta 001” por la empresa en los materiales promocionales. Los planes anteriores de Virgin Galactic eran llevar a Branson en el próximo vuelo de la SpaceShipTwo en el programa de pruebas del vehículo. Sin embargo, la compañía anunció el 1 de julio que Branson formaría parte de esta tripulación para “evaluar la experiencia de astronauta privado” que la compañía ofrecerá a futuros clientes.

La batalla de los multimillonarios

La decisión de Branson de realizar este vuelo en lugar de otro posterior, como estaba previsto, parece ser un juego de superioridad con el rival de Virgin, Blue Origin, y su propio fundador multimillonario, Jeff Bezos.

Blue Origin anunció el 5 de mayo que, tras 15 pruebas sin tripulación de su vehículo suborbital New Shepard, volaría por primera vez con personas en el New Shepard el 20 de julio. La empresa no desveló inmediatamente quiénes irían a bordo, más allá de anunciar una subasta de uno de los asientos, cuya recaudación se destinará al Club for the Future, una organización educativa sin ánimo de lucro afiliada a Blue Origin.

Bezos anunció entonces el 7 de junio que estaría en ese primer vuelo junto con su hermano Mark. El 1 de julio, apenas unas horas antes de que Virgin Galactic revelara que Branson estaría en el próximo vuelo de la SpaceShipTwo, Blue Origin dijo que la tercera persona sería Wally Funk, una de las mujeres del “Mercury 13” que se sometió a pruebas de astronauta a principios de la década de 1960, pero que nunca tuvo la oportunidad de volar al espacio. Blue Origin aún no ha revelado la identidad de la cuarta persona, que presentó la oferta ganadora de 28 millones de dólares por el asiento en la subasta que se cerró el 12 de junio.

La decisión de Branson de volar nueve días antes que Bezos es el último asalto en la rivalidad entre los dos multimillonarios y sus empresas. El 9 de julio, Blue Origin publicó una infografía que comparaba los vehículos de las dos empresas. En ella se presumía de las “ventanas más grandes del espacio” del New Shepard frente a las “ventanas del tamaño de un avión” del SpaceShipTwo, así como de un sistema de escape en el New Shepard del que carece el SpaceShipTwo y un impacto “mínimo” en la capa de ozono.

También puso de manifiesto las diferencias de altitud que alcanzan ambos vehículos. Mientras que el SpaceShipTwo no ha volado más allá de unos 90 kilómetros, el New Shepard supera habitualmente los 100 kilómetros en sus vuelos, lo que lo sitúa por encima de la Línea Kármán, de 100 kilómetros, utilizada frecuentemente como definición del espacio. Blue Origin calificó la Línea Kármán como el “límite internacionalmente reconocido del espacio”, aunque ese límite no tiene significado legal internacional.