Los B-52H serán remotorizados por Rolls-Royce con sus motores F130

27-09-2021

La Fuerza Aérea norteamericana (USAF) ha seleccionado a Rolls-Royce como contratista del Programa de Sustitución de Motores Comerciales B-52, o CERP, que suministrará nuevas plantas motrices F130 para los 76 bombarderos B-52H Stratofortress 

B-52H  Stratofortress

Los motores F130 vuelan ya en los C-37 y en el E-11 BACN (Battlefield Airborne Communications Node).

La primera parte del contrato está valorada en 500,9 millones de dólares, y prevé que el fabricante suministre 608 motores, para equipar 76 B-52 con ocho motores cada uno, cuya fabricación e instalación deberá completarse antes del 23 de septiembre de 2038. Rolls-Royce ha comentado que el número total de motores, incluidos los repuestos, es de 650.

Los motores se construirán en las instalaciones que rolls-Royce tiene en Indianápolis (Indiana), donde la compañía ha invertido 600 millones de dólares en un “campus de fabricación avanzada” donde además, se requerirá de 150 nuevas contrataciones para poder hacer frente al trabajo.

Según el Pentágono, la USAF recibió cuatro propuestas para hacer frente a la renovación, que incluían motores de repuesto, equipo de apoyo asociado, datos de ingeniería comercial y actividades de mantenimiento.

Motor F130 de Rolls-Royce
Motor F130 de Rolls-Royce

El concurso CERP ha estado en marcha desde 2018 y ha sido una competencia a tres bandas entre GE Aviation, Pratt & Whitney y Rolls-Royce. La Fuerza Aérea fue pionera en una serie de primicias “digitales” en el programa, insistiendo en una propuesta sin papel en la que los motores de los competidores se enfrentarían en computadoras. El servicio también insistió en el acceso a los datos técnicos para poder competir con otras empresas en futuros trabajos del programa.