Los drones agrícolas de XAG realizan pruebas de pulverización para cultivos especializados en gran altitud

01-10-2021

Volando en las montañas de los Andes de Ecuador, los drones agrícolas de XAG han realizado pruebas en campos de patatas demostrando el alto potencial de los drones totalmente autónomos para reducir el coste de la mano de obra y la exposición a los pesticidas agrícolas.

drones agrícolas de XAG
Foto: XAG-MegaDrone SA

Con un clima y unos paisajes rurales diversos, más de la mitad de Ecuador se encuentra en los Andes, a un nivel superior a los 3000 metros, y en él se producen los cultivos más comunes, como el maíz, el trigo, la cebada y las patatas. Los principales pasos de la agricultura, desde la pulverización de los cultivos hasta la fertilización, pueden resultar difíciles a esta altitud en comparación con la llanura.

Tanto los pequeños agricultores como las grandes explotaciones buscan drones de alta precisión como alternativa al trabajo manual y la maquinaria de tierra. Mientras los jóvenes de las zonas rurales se han formado como pilotos de drones XAG, se están recuperando más tierras de cultivo abandonadas para convertirlas en suelos fértiles que cultivan las exóticas frutas y verduras ecuatorianas.

XAG ha llevado a cabo demostraciones de fumigación con drones para los agricultores andinos de patatas en la región de Carchi desde el pasado mes de julio.

Los cultivos de patata en crecimiento fueron rociados uniformemente con un mínimo de productos químicos por el dron agrícola de XAG, equipado con cuatro boquillas atomizadas y un tanque de líquido inteligente de 16L. Para la mayoría de los agricultores ecuatorianos presentes, era la primera vez que veían cómo un dron rociaba los cultivos en las laderas de los Andes.

Foto: XAG-MegaDrone SA
Foto: XAG-MegaDrone SA

Las pruebas de pulverización se realizaron en la Hacienda la Ovejería, que se encuentra a diez horas de viaje desde la capital de Ecuador, Quito, en un trayecto que se caracteriza por sus impresionantes cielos azules, imponentes montañas nevadas y una rica biodiversidad. Sin embargo, los habitantes de los Andes ecuatorianos tienen que producir cultivos alimentarios enfrentándose a varios retos, como la erosión del suelo y la aplicación inexacta de pesticidas.

Tradicionalmente, la fumigación manual y la maquinaria terrestre son dos soluciones principales para proteger los cultivos alimentarios de las plagas y enfermedades. Aunque los grandes tractores pueden mejorar la productividad de las explotaciones de patatas, su peso y tamaño cada vez mayores hacen que apenas se adapten al terreno montañoso, mientras que los enormes neumáticos compactarían el frágil suelo de la montaña.

Según el resultado de la prueba, al sobrevolar la copa de los árboles desde 2 metros de altura, el dron agrícola XAG pudo suministrar gotas directamente a la base de las plantas de patata sin provocar la deriva de la pulverización ni la compactación del suelo. A medida que las prácticas agrícolas sostenibles adquieren mayor importancia en Ecuador, los agricultores andinos comienzan a adoptar los drones agrícolas para aumentar el rendimiento en las zonas inclinadas de los Andes.