Los pilotos franceses de los nuevos Rafale F-4 volarán con cascos Scorpion 400

24-07-2021

La agencia de adquisiciones de defensa francesa (DGA) ha realizado un pedido de 350 sistemas de mira y visualización montados en el casco Scorpion 400 para equipar a los pilotos del futuro F-4 estándar del avión de combate Dassault Rafale, actualmente en desarrollo.

cascos Scorpion 400

La empresa Thales que será la encargada de proporcionar el material, ha dicho “El visor Scorpion muestra la información de los sensores de a bordo del avión y también puede utilizarse para designar y seguir objetivos en cualquier lugar del campo de visión de la tripulación, tanto de día como de noche.”

En cuanto a las pantallas digitales multifunción, deberían sustituir a las pantallas laterales instaladas actualmente en el Rafale de la Fuerza Aérea francesa para informar al piloto sobre el estado de los sistemas del avión. Las nuevas pantallas ofrecerán una mayor superficie de visualización, una interfaz de pantalla táctil mejorada y una mayor potencia de procesamiento.

Jean-Paul Ebanga, Vicepresidente de Aviónica de Vuelo de Thales, ha explicado “Cuando el éxito de una misión se decide en una fracción de segundo, las tripulaciones aéreas deben ser capaces de comprender rápidamente el entorno táctico e interactuar intuitivamente con los sistemas del avión. Estamos encantados de tener esta oportunidad de proporcionar a las tripulaciones del futuro Rafale F4 una ventaja operativa que será fundamental para el éxito de sus misiones, gracias a los equipos de última generación que ofrecen capacidades de visualización avanzadas y una mayor interacción con los sistemas de armas.”

El nuevo estándar F-4 del Rafale, se centrará en mejorar la conectividad del avión con otros sistemas a través de nuevos enlaces satelitales y servidores de comunicaciones y software de radio. De esta manera, el avión podrá integrarse en el Sistema Aéreo de Combate Futuro que Francia, Alemania y España están desarrollando conjuntamente.

El pasado mes de Abril, un mes después de que el Ejército del Aire y del Espacio y la Armada francesa firmaran la entrada en servicio operativa del estándar F3R, comenzaron las pruebas de vuelo del Rafale F4 en el Centro de Pruebas de Vuelo de Dassault Aviation en Istres, al sureste de Francia.