Norwegian compra de 50 Boeing 737 MAX 8 con opciones para otros 30 aviones

30-05-2022

Este acuerdo de compra se produce tras la firma de una carta de intenciones de la noruega con el fabricante americano.

Norwegian Boeing 737 MAX 8

Está previsto que los 50 aviones se entreguen en el período que va de 2025 a 2028, lo que coincide con el vencimiento de los contratos de arrendamiento existentes y, por lo tanto, implica un aumento neto limitado en la flota de aviones de la compañía. Las partes tienen como objetivo concluir y firmar el acuerdo final a finales de junio de 2022.

La compañía tiene previsto financiar el saldo pendiente de los prepagos (en inglés ‘Pre Delivery Payments’ o ‘PDP’) con un flujo de caja positivo de sus operaciones. Una proporción significativa de los aviones será propiedad directa de la empresa, lo que garantiza una estructura de financiación optimizada y equilibrada. Como resultado de la conclusión de este acuerdo, Norwegian estima registrar una ganancia neta de aproximadamente 2.000 millones de coronas noruegas (196,5 millones de euros; 1 corona noruega equivale a 0,0982 euros al tipo de cambio de hoy).

Svein Harald Øygard, presidente del Consejo de Administración de Norwegian, ha dicho, “Este acuerdo es un hito que permite a Norwegian poseer gran parte de su flota de aviones. Los costes totales bajan y la solidez financiera aumenta, y ello significa que queremos fortalecer y consolidar nuestra posición de liderazgo en la región nórdica. Con este acuerdo, podremos ofrecer a los clientes viajar con aviones muy modernos que podrán utilizar una mayor proporción de combustible de aviación sostenible.

El acuerdo muestra el deseo y la voluntad de Norwegian de operar una flota de aviones moderna y eficiente en combustible. El Boeing 737 MAX 8 es aproximadamente un 14 % más eficiente en combustible en comparación con la generación anterior de aviones y contribuirá de manera importante al compromiso de la compañía de reducir las emisiones en un 45 % para 2030.

Geir Karlsen, consejero delegado de Norwegian, ha declarado, “Los términos generales del acuerdo son atractivos para Norwegian y encajan bien con nuestra estrategia de flota a largo plazo y nuestro programa de rutas. Ahora podemos ofrecer a nuestros clientes lo último en tecnología aeronáutica, y podrán viajar con aviones modernos y de bajo consumo de combustible que ayudan a reducir significativamente nuestra huella de carbono. El acuerdo también fortalece el patrimonio de la compañía, con el resultado de que se fortalece la solvencia de Norwegian.