Según Eurocontrol, El combustible de aviación sostenible (SAF) representaba el 0,05% del consumo anterior a la crisis

11-06-2021

Según dice Eurocontrol, el combustible sostenible para la aviación representaba sólo un 0,05% del consumo total de combustible para aviones en Europa antes de la crisis del COVID, lo que pone de manifiesto el reto que supone aumentar su uso hasta el objetivo del gestor del tráfico aéreo del 10% para el año 2030.

Eurocontrol afirma que, alcanzar el objetivo reduciría las emisiones de CO2 de todos los vuelos en alrededor de un 8%, y el SAF aportaría hasta el 80% del ahorro neto de emisiones de carbono.

La organización señala que “En el marco de su iniciativa ReFuelEU Aviation, la Comisión Europea está estudiando un mandato de SAF que exigiría a los proveedores de combustible para aviones en los aeropuertos de la UE mezclar un porcentaje creciente de SAF en su combustible a partir de 2025” y añade, “además de la necesidad de aumentar la adopción de SAF, la logística de transporte del combustible a los aeropuertos es considerable.”

En 2019, solo 39 de los 1.657 aeropuertos de la UE representaron el 80% del volumen de combustible convencional utilizado por las aeronaves. Por lo tanto, en lugar de distribuir este SAF uniformemente en los 1.657 aeropuertos de la UE, sería más eficiente concentrarse en la cadena de suministro de combustible en estos 39 aeropuertos, proporcionando una mezcla de SAF del 12,5% a estos aeropuertos se conseguiría la misma reducción del 8% de las emisiones de CO2 de los vuelos que salen de la UE”.

En la actualidad, sólo siete de estos 39 aeropuertos -Frankfurt, París CDG, Ámsterdam, Helsinki, Estocolmo Arlanda, Hamburgo y Múnich- han comenzado a suministrar este tipo de combustible.

El SAF es más del doble de caro que el combustible convencional para aviones, y su uso supondrá probablemente un aumento significativo de los costes para las aerolíneas.

Las compañías aéreas podrían verse tentadas a realizar un abastecimiento económico de combustible, en el que los aviones transportan deliberadamente un exceso de combustible para evitar precios más altos en su destino, una práctica que podría anular los beneficios del SAF en materia de carbono.

Eurocontrol también advierte que un aumento de los costes del SAE “reduciría también la competitividad de las compañías aéreas que operan desde la UE”. Por tanto, sería necesario garantizar medidas de reequilibrio”.

Muchas aerolíneas europeas se han comprometido a aumentar considerablemente el uso de las FAE en los próximos años. Ryanair tiene previsto utilizar un 12,5% de SAF para 2030 e IAG tiene como objetivo un 10% para la misma fecha.

Air France-KLM, Lufthansa y otras compañías han afirmado que el uso de SAF les permitirá la transición a tecnologías más limpias que aún no están disponibles.

Sin embargo, Eurocontrol comenta que, la cuestión de garantizar un suministro adecuado de SAF a precios asequibles para las aerolíneas es considerable.

En el marco de un debate sobre la sostenibilidad del sector celebrado en abril, la presidenta de Shell Aviation, Anna Mascolo, señaló que, por ejemplo, “incluso si todos los proyectos de SAF se materializan, eso supondría 400 millones de toneladas de SAF, y eso es el 1% de lo que se necesita. El éxito en la reducción del coste del SAF requerirá una serie de tecnologías, un entorno normativo sólido e incentivos fiscales por parte de los gobiernos.”