Thales obtiene la certificación de tipo para el sistema Spy’Ranger 330

22-04-2022

El Spy’Ranger 330, en servicio en el Ejército de Tierra francés en el marco del programa SMDR, ha obtenido su primera certificación de tipo por parte de la autoridad de aeronavegabilidad de la agencia de defensa francesa, lo que atestigua el rendimiento probado del sistema en situaciones de combate.

Spy'Ranger 330

La certificación de tipo garantiza la aeronavegabilidad del SMDR y permite al Ejército utilizar sus sistemas mini-UAS para la instrucción, el entrenamiento y los despliegues operativos sin necesidad de obtener aprobaciones de vuelo específicas.

El sistema Spy’Ranger 330 ha sido diseñado, desarrollado y puesto en producción industrial para el programa SMDR de la agencia de defensa francesa por un ecosistema de empresas francesas especializadas en sistemas aéreos ligeros no tripulados para las fuerzas de primera línea. Con una capacidad de alcance tres veces superior a la de su predecesor, el DRAC1, el sistema SMDR aporta al Ejército francés una nueva capacidad de importancia estratégica.

El mini-UAS Spy’Ranger 330 y el mini-UAS táctico Spy’Ranger 550 forman parte de la misma familia de sistemas y se basan en muchos de los mismos elementos de construcción. La familia Spy’Ranger está diseñada para satisfacer los requisitos de las unidades de primera línea y de reconocimiento que participan en los teatros de operaciones de ultramar, ofreciéndoles un único sistema que combina una serie de subsistemas clave para apoyar y proporcionar una capacidad de inteligencia de imágenes para las unidades de primera línea: un vehículo aéreo robusto y de larga resistencia diseñado para operar en condiciones ambientales difíciles, un sistema de imágenes para contribuir a la superioridad táctica, un enlace de datos seguro y un sistema de mando y control (C2) fácil de operar.

El vehículo aéreo SMDR puede volar durante casi tres horas en un radio de 30 km y el sistema aporta a las fuerzas armadas el acceso a una serie de importantes innovaciones tecnológicas. Los componentes clave del sistema SMDR incluyen una carga útil optrónica de alta definición con multisensores (EO e IR), montada en el cardán giroestabilizado del Spy’Ball y que utiliza técnicas de procesamiento de imágenes de alto rendimiento desarrolladas para vainas de aviones de combate como el sistema TALIOS del Rafale, el enlace de datos seguro de alta velocidad Micro-TMA y el sistema de mando y control Spy’C, de eficacia probada en combate. El vehículo aéreo Spy’Ranger 330, de propulsión eléctrica, tiene una arquitectura innovadora y está fabricado en fibra de carbono para reducir su peso y aumentar su robustez.

El programa SMDR ha demostrado la complejidad de desarrollar un sistema mini-UAS para los requisitos militares, en particular en términos de supervivencia, resistencia a los ciberataques y a las amenazas electromagnéticas, y la capacidad de operar en condiciones ambientales adversas (lluvia, viento, arena, polvo, etc.).

Como contrato principal del programa, Thales garantiza un alto nivel de seguridad, protección y aeronavegabilidad para el sistema SMDR, que abre un nuevo capítulo en las capacidades de vuelo soberano no tripulado de las fuerzas francesas. Desde diciembre de 2020, el Ejército francés ha operado el SMDR en Malí como parte de la Operación Barkhane y ha quedado plenamente satisfecho con su rendimiento. Operando tanto de día como de noche, el sistema SMDR ha contribuido al éxito de las operaciones militares de forma rutinaria, ayudando a proporcionar protección a la fuerza y a mantener a los soldados seguros, y consolidando el papel de Thales como actor clave en el ecosistema francés de mini-UAS.

Benoit Plantier, Vicepresidente de Optrónica y Electrónica de Misiles de Thales, ha dicho, «Thales y los miembros del ecosistema francés de mini-UAS son socios de confianza de las fuerzas armadas y de la agencia francesa de adquisiciones de defensa en el programa SMDR. Para hacer frente a los desafíos del retorno de los conflictos de alta intensidad, Thales se apoya en el potencial innovador de este ecosistema, en las capacidades técnicas e industriales que ha desarrollado para el programa SMDR y en otras asociaciones estratégicas para garantizar que Francia asegure su acceso a estas tecnologías críticas.»