Un AN-225 Mriya transporta 110 toneladas de pruebas COVID-19 desde Tianjin, China, hasta Linz, Austria

20-10-2021

El vuelo operado por Antonov Airlines y Chapman Freeborn, demuestra que el fletamento del avión más grande del mundo, beneficia al cliente final mediante la búsqueda de soluciones fuera de lo común.

AN-225 Austria
Foto: Emmanuel Schawaller

A lo largo de la pandemia, el AN-225 ha sido encargado de transportar suministros médicos en volúmenes no superados por otros aviones por vuelo y ha transportado más de 1.300 toneladas de carga médica y humanitaria sólo en 2020.

En este caso, las 110 toneladas de carga, iban destinadas a su uso por el sector farmacéutico austriaco, proporcionando una solución eficiente y segura para el destinatario del sector médico del pais.

Tim Fernholz, de Chapman Freeborn, ha comentado, “Fletamos el AN-225 de Antonov Airlines para atender mejor las necesidades del cliente en términos de capacidad y disponibilidad.”

Por su parte, Andriy Blagovisniy, director comercial de Antonov Airlines, ha dicho, “Actualmente, hay una falta de capacidad de transporte en el mercado mundial, especialmente para los usuarios marítimos, lo que ha impactado en la disponibilidad de la carga aérea aumentando la demanda de manera significativa. La flota de AN-124-100 de Antonov Airlines está totalmente reservada, lo que significa que nuestro AN-225, con su carga útil de 250 toneladas, es demandado para dar soluciones a las tareas logísticas urgentes de nuestros clientes”.