Inmarsat ha recibido la aprobación final de la FAA para su plataforma SB-S

07-05-2019

La FAA ha validado la capacidad de Inmarsat SB-S para prestar apoyo a los servicios de tráfico aéreo proporcionando comunicación directa de enlace de datos entre los pilotos y el Control de Tráfico Aéreo (ATC).

Inmarsat SB-S

La carta de aprobación destaca el potencial futuro de este servicio, “el primero de su clase”, afirmando que la tecnología SB-S “proporciona diversidad y potencial para avances de capacidad que maximizarán aún más los beneficios operativos y garantizarán la seguridad”. La aprobación sigue una recomendación del año pasado del Comité de Reglamentación de Aviación de Operaciones Basadas en el Desempeño de la FAA (PARC, por sus siglas en inglés).

La aprobación de la FAA sigue a una extensa evaluación en vivo de SB-S por parte de Hawaiian Airlines y United Airlines, que tuvo lugar entre junio de 2015 y julio de 2018 en aproximadamente 25.000 vuelos y siete tipos de aeronaves. Los socios de Inmarsat en la evaluación incluyeron a Cobham Aerospace Communications, Collins Aerospace, SITAONAIR, ASG y L2.

La aerolínea china Shenzhen Airlines también está utilizando SB-S y la plataforma de operaciones de aerolíneas digitales de Inmarsat ha sido seleccionada por Airbus como una solución de ajuste de línea Light Cockpit Satcom (LCS) en sus familias A320 y A330.

Combinando tecnología satelital de vanguardia con conectividad IP segura, SB-S es la primera y única solución de banda ancha global del mundo para las comunicaciones operativas y de seguridad de las aeronaves, impulsando la transformación digital en la industria de las aerolíneas. SB-S proporciona a las aerolíneas capacidades y beneficios que ningún otro proveedor de comunicaciones por satélite puede ofrecer.

La conectividad IP en tiempo real de SB-S ofrece grandes beneficios a las aerolíneas. Las ventajas operativas incluyen la mejora de la gestión de la flota y de la tripulación, el mantenimiento predictivo, la gestión de interrupciones y el control de la salud de la aeronave mediante aplicaciones de bolsas de vuelo electrónicas (EFB), que pueden reducir significativamente los retrasos en los vuelos y el consumo de combustible. Los beneficios de seguridad incluyen comunicaciones mejoradas con ATC, comunicaciones digitales de datos y voz, y streaming de registrador de datos de vuelo (también conocido como Black Box in the CloudTM). Los planes de vuelo y las llegadas también pueden optimizarse mediante la localización de aeronaves en cuatro dimensiones, conocidas como operaciones en cuatro dimensiones (4D), que incluyen latitud, longitud, altitud y tiempo.

La solución IP proporcionada por el SB-S de Inmarsat es también esencial para los programas de modernización del tráfico aéreo, como el plan maestro SESAR (Single European Sky ATM Research) y NextGen en los Estados Unidos. Además, el SB-S de Inmarsat es el motor de Iris, un proyecto pionero de Inmarsat y la Agencia Espacial Europea (ESA) que utiliza la comunicación por satélite para mejorar y modernizar la gestión del tráfico aéreo en el espacio aéreo europeo.

1536825873276

Inmarsat es el único proveedor de satélites de aviación autorizado para prestar servicios operativos y de seguridad aérea a escala mundial, incluso en China y la India.

Philip Balaam, Presidente de Inmarsat Aviation, dijo: “Inmarsat tiene una rica historia en la prestación de servicios de vanguardia y de transformación para la industria de la aviación mundial. Estamos orgullosos de continuar esa tradición con SB-S, la primera solución del mundo para operaciones y seguridad de aeronaves digitales. Inmarsat es el único proveedor de comunicaciones por satélite que puede ofrecer estas ventajas a las compañías aéreas. Recibir la aprobación final de la FAA es un hito de gran importancia, que refuerza el liderazgo de Inmarsat en el mercado mundial y valida el potencial de SB-S para maximizar la eficiencia operativa y la seguridad de las aerolíneas durante muchos años”.

La plataforma de operaciones de aeronaves digitales SB-S está impulsada por la avanzada red global de satélites de banda L de Inmarsat, que ha respaldado los servicios de seguridad durante 40 años. Inmarsat tiene previsto lanzar dos cargas útiles adicionales en banda L en 2020 y 2021, lo que consolidará aún más su compromiso a largo plazo de ofrecer servicios de alta fiabilidad en este espectro.